Economía

Trump asusta a la industria de las bebidas espirituosas: “Estamos ante un gran peligro”

Según los datos de FEBE, Estados Unidos importa de España cerca de 20 millones de euros anuales de este tipo de producto 

Empleado de local nocturno
Empleado de local nocturno FEBE

El miedo a Donald Trump ha llegado a todos los sectores. La guerra comercial que está desarrollando el presidente de Estados Unidos ya se ha cobrado la primera víctima en España: la aceituna negra. Y el resto comienza a preparar su defensa. Este lunes, la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) ha lanzado un mensaje de preocupación sobre este conflicto: “Estamos ante un gran peligro para nuestro negocio”, alerta Bosco Torremocha, director de FEBE. 

Por ello, el representante de la industria pide el respaldo del Gobierno español y de la Unión Europea para afrontar esta situación. "Nos gustaría hacer un llamamiento a la serenidad y esperemos que este proceso solo forme parte para de una guerra táctica, en FEBE esperamos que nuestro sector quede fuera de este conflicto", señala Torremocha. 

Aunque es un mensaje que puede que llegue demasiado tarde. La Comisión Europea incluyó al whisky bourbon en su listado de productos con los que contratacará al envite de Donald Trump. Un escenario que hace temer a la industria una segunda respuesta por parte de Estados Unidos. "Tenemos productos como el brandy o la ginebra española que podría entrar en este conflicto y golpear con fuerza al sector", añade.

Según los datos de FEBE, Estados Unidos importa cerca de 20 millones de euros anuales de bebidas espirituosas españolas. Una cifra que ha aumentado un 2,5% en 2017. "Como esto siga aumentando nos vamos a encontrar un problema muy serio, ahora tenemos más un problema cualitativo que cuantitativo pero veremos en el futuro", indica Bosco Torremocha.

No tocar los impuestos

Además de Trump, FEBE alarma de la elevada carga impositiva que recae sobre el sector. Según sus datos, el 73% de la recaudación correspondiente a impuestos especiales aplicables a las bebidas con contenido alcohólico recae exclusivamente sobre el sector de bebidas destiladas, "pese a representar únicamente el 3,6% del volumen de consumo total de bebidas con contenido alcohólico", señalan. 

En este sentido, Bosco Torremocha apunta que la subida del 5% de los impuestos especiales que gravan a las bebidas espirituosas, en diciembre de 2016, ha sido el principal freno que ha encontrado el sector para continuar con su recuperación. "Necesitamos un marco impositivo estable y se ha demostrado que un aumento del impuesto no implica un aumento de la recaudación", señala.

Últimas noticias



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba