Economía

La familia Botín alcanza su máximo en acciones del Santander en cinco años

La última vez que Javier y Ana Botín tuvieron una participación tan alta del banco, sólo mediante el pacto parasocial, fue en diciembre de 2014, tres meses después de la muerte de Emilio Botín

Ana Botín, presidenta de Santander.
Ana Botín, presidenta de Santander. Efe.

La familia Botín suma actualmente un 0,742% de las acciones totales del Banco Santander, la cifra más alta desde diciembre de 2014, fecha en la que Javier y Ana Botín ostentaban una participación del 0,769%, según el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El repunte que se ha visto este martes guarda relación con los planes de remuneración variables diferidos del banco correspondientes a los ejercicios de 2014 hasta 2017. 

Por este motivo, la presidenta del banco, Ana Botín ha obtenido un total de 356.232 acciones a 3,91 euros, que a precio de mercado se valora en 1,39 millones de euros y lo que supone que su participación ascienda al 0,171%. Javier Botín ha recibido exactamente esta misma cantidad, pero su peso en el banco es mayor, con un 0,571% del total. 

No obstante, esta cifra sólo engloba las acciones del pacto parasocial de los Botín. El dato agregado de la posición de la familia sólo se da una vez al año en el folleto continuado que se remite a la CNMV. La última posición publicada en abril 19 fue del 0,98%.

Más compra de acciones

En diciembre del pasado año Ana Botín realizó su mayor compra de acciones de Santander. Un total de 3,2 millones de títulos, a un precio que osciló entre los 3,54 y 3,75 euros por acción y que provocó que se elevara su participación en el banco al 0,16%. Ese mismo mes, la sociedad que representaba a la fundación Botín en el pacto parasocial de Santander fue liquidada porque estaba inoperativa desde julio de 2015.

En noviembre, la familia Botín se hizo con otros 10 millones de acciones, superando de nuevo el 0,5% del capital del banco. Según información enviada a la CNMV, el pasado 31 de octubre Agropecuaria El Castaño, Nueva Azil y Cronje, sociedades de la familia Botín, compraron, respectivamente, 6,3 y 1 millones de acciones de Santander, la mayoría a un precio de 3,61 euros por título.

La presidenta del banco mantiene la propiedad de acciones de Santander a través de Cronje y Pérgamo Inversiones. Cronje cuenta con 24.919.906 millones de acciones valoradas entonces a un precio de coste de adquisición de 91,4 millones. El valor en Bolsa de Santander baja este martes, a las 10 horas, más de un 1,2% cotizando a 3,68 euros por acción. El primer banco español alcanza un valor de mercado cercano a los 65.000 millones de euros.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba