INDUSTRIA

Las fábricas alemanas se paran: los nuevos pedidos sufren la mayor caída desde 2013

A pesar de la contracción en Alemania, el sector industrial y de servicios en la Eurozona mejora ligeramente en agosto

Angela Merkel
Angela Merkel EFE

Las fábricas alemanas han sufrido en el mes de agosto una caída en los volúmenes de pedidos que no se veía en ese país del centro de Europa desde el mes de abril del año 2013, lo que ha llevado a los directivos de las empresas manufactureras germanas al pesimismo absoluto.

El miedo a que la principal economía de la zona euro caiga en recesión técnica en el tercer trimestre sigue latente después de que la consultora Markit haya divulgado sus datos de agosto a nivel europeo. Aunque los índices PMI de producción manufacturera han repuntado ligeramente frente a julio (43,6 frente a 43,2) siguen bastante por debajo del umbral de 50 que marca la diferencia entre la recesión y el crecimiento.

La falta de actividad y la caída de ingresos por tercer mes consecutivo ha provocado que la creación de empleo en el sector industrial fuera la más baja de los últimos cinco años.

"La continua debilidad de la demanda sigue filtrándose al mercado laboral. El crecimiento del empleo casi se ha parado y refleja la caída de la capacidad y una menor confianza empresarial", apunta el análisis de Markit.

Se enfrían las exportaciones

El desplome de los pedidos estuvo provocado sobre todo por la caída de la demanda extranjera, que no sólo se produjo en la industria sino también en los servicios, y se vio agravada por la incertidumbre interna, la debilidad de la industria del automóvil y las tensiones geopolíticas globales.

"Por primera vez en casi cinco años, el número de empresas que esperan que la producción caiga en los próximos doce meses es superior al de las que prevén que aumente, con el sentimiento más negativo en general desde noviembre de 2012", añade.

La Eurozona no se resiente

En el conjunto de la Eurozona, el índice PMI ha experimentado un repunte en agosto, desde el 51,5 en julio al 51,8, lo que ha sido interpretado como un cierto alivio para los mercados.

"Cuando los temores a una recesión dominan los titulares y los riesgos a la baja están todavía aumentando, las pequeñas victorias deben ser celebradas", considera Bert Colijn, economista senior del banco ING.

El experto cree que "el leve aumento en los PMI de agosto es una victoria pequeña, pero al menos indica que es improbable que la economía de la Eurozona haya entrado en terreno de crecimiento negativo en el tercer trimestre".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba