Construcción

Una exigente “fase de consultas” eterniza la adjudicación de las obras del nuevo Bernabéu

Las ofertas que presentaron cuatro constructoras a mediados de marzo para remodelar el Santiago Bernabéu están siendo sometidas a una exhaustiva revisión por parte del Real Madrid, que no hace sino incrementar la complejidad técnica del proyecto

Las obras del nuevo Bernabéu empezarán este verano
Las obras del nuevo Bernabéu empezarán este verano

La remodelación del estadio Santiago Bernabéu no es un proyecto cualquiera, por el montante de la operación (más de 400 millones de euros), por la repercusión mediática internacional del Real Madrid y por la complejidad técnica de los trabajos, que ya causó un buen número de problemas a las constructoras que presentaron finalmente su oferta. Pero su pesadilla particular no ha hecho más que empezar. El club ha iniciado una exhaustiva fase de consultas sobre las propuestas que podría suponer incluso una criba más eficaz que la de los precios.

Este martes, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, protagonizó un acto de presentación del proyecto acompañado por la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Las escasas noticias que afloraron en el acto se refirieron al esquema de financiación de las obras, que será firmado durante la semana entrante. El asunto de la construcción quedó en un segundo plano, en tanto en cuanto el mandatario madridista se limitó a señalar que el club esperaba adjudicarlas a finales de este mes.

El Real Madrid ya tuvo que dar en su día una prórroga a Acciona, FCC, Ferrovial y San José, las constructoras que se han interesado por participar en la remodelación del estadio Santiago Bernabéu, debido a la complejidad técnica del proyecto. Uno de los puntos que suponía mayor dificultad es la exigencia del cliente de desarrollar los trabajos sin repercusión alguna en el interior del recinto, sin la posibilidad de cerrar gradas ni sectores para no perjudicar a los espectadores.

La intención del club es iniciar las obras en mayo, justo a la finalización de la temporada futbolística

Las compañías dispusieron de un mes adicional para perfilar sus propuestas, finalmente remitidas a mediados de marzo. Sin embargo, los esfuerzos no han sido suficientes a ojos del cliente. Desde entonces, el Real Madrid ha redoblado las exigencias a los oferentes en función de lo que cada uno ha presentado para la remodelación del estadio. Más complejidades técnicas que tienen su influjo sobre el precio definitivo. Pero no solamente eso. De acuerdo con fuentes conocedoras del proceso, algunas de ellas son sencillamente imposibles de cumplir.

Pendientes de la seguridad

Hasta tal punto llega la situación que entre las oferentes se extiende el temor de que finalmente la criba pueda venir por la parte técnica o, dicho de otro modo, por no encontrar la fórmula para satisfacer la exigencia del cliente. En algunos casos, especialmente los relacionados con el desarrollo de las obras sin la opción de clausurar determinadas zonas del estadio, las propuestas técnicas están muy condicionadas por los aspectos relacionados con la seguridad.

Las compañías son conscientes de que cualquier incidente en el desarrollo de los trabajos tendría una repercusión especial por tratarse de la remodelación del Bernabéu y de un club como el Real Madrid con un fuerte impacto mediático internacional. Todas las concurrentes cuentan con una notable presencia en el exterior, cuya imagen podría verse afectada en el caso de cualquier problema que afectara a la seguridad.

Sin embargo, también tienen en cuenta que una respuesta negativa o no demasiado convincente al cliente puede dejarles sin opciones de uno de los contratos de los últimos años en España.

Empezar en mayo

La intención del club es iniciar las obras en mayo, justo a la finalización de la temporada futbolística, de modo que los primeros pasos podrán darse con la ventaja de que el recinto no se utilizará para albergar acontecimientos deportivos (salvo un partido de la selección española en los primeros días de junio). El Real Madrid ha trabajado durante los últimos meses en la obtención de las licencias y permisos necesarios para poder arrancar cuanto antes una remodelación cuya duración se estima en más de tres años.

La obra del Bernabéu, tal y como está planteada, ha roto unos cuantos esquemas en los equipos técnicos. De su recomposición dependerá el mantenimiento del cronograma previsto y quién se lleve finalmente el contrato. Todo parece indicar, eso sí, que el clave estará en la aportación de soluciones que elevarán la factura final de las obras.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba