Economía

La excúpula de Caixanova se libra de cuatro años de cárcel en un caso de operaciones inmobiliarias

La Audiencia Nacional ha absuelto a Julio Fernández Gayoso, a José Luis Pego, a Gregorio Gorriarán y a Domingo González Mera de un delito de administración desleal

Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso y José Luis Pego
Gregorio Gorriarán, Julio Fernández Gayoso y José Luis Pego EFE

La Audiencia Nacional ha absuelto a los cuatro exdirectivos de la antigua Caixanova, entre ellos su expresidente Julio Fernández Gayoso, de una pena de cuatro años de prisión por un delito de administración desleal en unas operaciones inmobiliarias en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid. La decisión se ha dado a conocer un mes después de que se celebrara el juicio. 

En la sentencia, recogida por Vozpópuli, los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal han acordado absolver al exdirector general José Luis Pego, al exdirector de la División Comercial Gregorio Gorriarán y al exdirector de la División de Planificación Financiera y Control Domingo González Mera.

Los jueces han considerado que de la declaración de los propios acusados, ratificada por la abundante testifical y por la propia pericial y documental, puede racionalmente concluirse que en la presente operación los acusados han desempeñado la función que les era propia en el cargo que ostentaban.

Según consta en el fallo, los magistrados han concluido que "ninguno de los tres acusados se prevalió de su cargo” (…) en perjuicio de Caixanova sino que “se limitaron a dar al expediente el cauce previsto, exponiendo, sin voto, cada una de las vicisitudes surgidas en la Comisión Delegada y aceptando, como no podía ser de otra manera, lo que aquella aprobara, buscando en todo caso la mejor solución y la menor pérdida posible para la entidad antes de que la carpeta o expediente físico pasara a otro departamento”.

Perjuicio de 41,8 millones

Durante el juicio, Gorriarán defendió con vehemencia el préstamo de 67 millones de euros concedido en 2007 por Caixanova a la mercantil Rivas ACI S.L para la compra de terrenos en la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid destinados a la construcción de vivienda protegida. El banquero explicó que era un "préstamo importante" para la entidad, "no solo por su importe, sino por lo que llevaba detrás".

Aquella operación finalmente fallida, una de las siete notificadas como sospechosas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a la Fiscalía anticorrupción, ocasionó un perjuicio de 41,8 millones de euros

Según explicó el ministerio público en su escrito de acusación, los exdirectivos -entre ellos Gorriarán- no explicaron los riesgos al Consejo de Administración e ignoraron las advertencias de los analistas en las que se avisaba de los primeros indicios de la crisis inmobiliaria y se recomendaba no asumir el crédito en solitario.

Ahora, la Audiencia Nacional ha dado la razón a los exdirectivos. "En definitiva, una vez analizada toda la prueba practicada durante el acto del plenario no existe dato de cargo de que los acusados ni de forma aislada ni actuando de común acuerdo, siguiendo un plan preconcebido y con abuso de sus funciones hayan actuado con el propósito de causar un daño económico a Caixanova".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba