PIB

Así ha evolucionado el PIB en los últimos 10 años

España está a punto de recuperar el nivel de PIB que había antes de la crisis, pero está lejos de recuperar el nivel de empleo. Y según los expertos eso no ocurrirá hasta dentro de 7 u 8 años.

El PIB es la variable económica que mide la riqueza de un país. Esta misma semana conocimos que había crecido un 3,2% en 2016. Pero ¿cómo ha evolucionado en los últimos diez años? En Vozpópuli hemos querido aprovechar la ocasión para hacer un vídeo en el que os explicamos en menos de dos minutos qué es el PIB y para echar la vista atrás y hacer un repaso de la marcha económica de España durante la crisis.

Nos vamos a remontar al año 2006. España crecía y creaba empleo a gran velocidad. De hecho, cerró dicho ejercicio con un crecimiento récord del 4,2%, un cifra impresionante que colocaba al país entre los de mayor crecimiento de la zona euro, gracias al fuerte 'boom inmobiliario' que tanto había impulsado al sector de la construcción en los últimos años.

Un año más tarde, en 2007, el PIB bajó al 3,8%. La economía seguía siendo fuerte y crecía más que las de muchos países del entorno. Pero algo ocurrió. En Estados Unidos estalló la crisis de las hipotecas subprime que acabó salpicando a toda Europa. Lo cierto es que el sistema financiero español resistió mejor los primeros coletazos del contagio, pero no pudo llegar a evitarlo.

En España la crisis estalló en 2008 con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, aunque la mayor caída del PIB se registró en 2009

Y casi al mismo tiempo en España pinchó la burbuja inmobiliaria que tanto había impulsado el PIB años atrás. Este pinchazo acabó provocando un auténtico caos en la economía nacional y una de las mayores crisis que ha vivido el país. España entró en recesión en la última parte del año 2008, aunque consiguió salvar el ejercicio con un crecimiento del PIB del 1,1%.

En 2009 las cosas empeoraron drásticamente: se secaron los ingresos públicos, se hundió el consumo, se desplomó la inversión y el PIB llegó a anotarse caídas de más del 4%. El Gobierno que ocupaba La Moncloa en ese momento, el de José Luis Rodríguez Zapatero, intentó poner en marcha medidas estímulo como el Plan E para movilizar la economía, pero lo cierto es que no consiguieron salvar al PIB. El año acabó con una caída de la economía del 3,6%.

En 2010, los primeros ajustes

Y en 2010 llegaron los primeros ajustes. Bruselas puso bajo la lupa a España y exigió medidas contundentes para controlar las desbocadas cuentas públicas. En mayo de ese año, el Gobierno anunció una histórica congelación de las pensiones, una rebaja del sueldo de los funcionarios y una subida del IVA. Fue también el año de los famosos brotes verdes que nunca llegaron a producirse y de la primera huelga general. Es cierto que el PIB mejoró y cerró en un 0,01%, pero la crisis estaba lejos de acabarse.

De hecho, en el primer trimestre del año 2011 la economía volvió a caer. El Gobierno intentó hacer grandes reformas como la del mercado de trabajo o la del sistema de pensiones, pero no fue capaz de soportar la presión de Bruselas y acabó adelantando las elecciones. Antes de que acabara el año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ocupó La Moncloa y anunció nada más llegar un fuerte recorte del gasto de 9.000 millones y más subidas fiscales. Ésta vez a través del IRPF y del IBI. Poco después tuvo que anunciar que el PIB había caído un 1% en 2011.

Y las cosas siguieron empeorando en 2012. Otra reforma laboral, otra subida de IVA, más ajustes, otra huelga general y el rescate del sistema financiero. En verano, el Gobierno se vio obligado a pedir a Bruselas un crédito de hasta 100.000 millones para salvar a la banca, que necesitaba urgentemente capital tras la desconfianza que generó el colapso de una de las grandes entidades: Bankia. Finalmente, solo se utilizaron unos 40.000 millones. Ese año el PIB cayó de nuevo un 2,9%.

En 2014 España consiguió salir de la recesión y empezar a crear empleo, pero de dudosa calidad

En 2013 la caída de la economía empezó a moderarse. La economía empezó el año con un descenso intertrimestral del 3%, pero lo acabó con uno del 0,2%. Aún así, en el conjunto del año el PIB se contrajo un 1,7% y fue un año aún muy duro en términos de ajuste y empleo para la economía española. Fue el ejercicio en el que el Gobierno puso en marcha la segunda reforma del sistema de pensiones que, según algunos expertos, es que la verdaderamente va a hacer que caigan las prestaciones en el futuro.

Y en 2014 por fin España salió de la recesión. El PIB acabó el año creciendo un 1,4% y, lo que es más importante, la economía volvió a crear empleo tras haber perdido, nada más y nada menos, que 3,5 millones de empleos durante la crisis. El país empezó a ver la luz, pero con una tasa de paro aún muy elevada y un déficit por encima del 5%. Además, muchos expertos alertan de la baja calidad del empleo que se está creando en la salida de la crisis.

En 2015 la salida de la crisis se consolidó y el PIB pegó un fuerte empujón. Tanto que cerró el año con un crecimiento del 3,2%. El Gobierno quiso aprovechar la oportunidad para anunciar una rebaja fiscal del IRPF y Sociedades y devolver a los ciudadanos parte de los esfuerzos realizados. Aunque más bien la rebaja se anunció porque 2015 tocaba convocar de nuevo elecciones. Hoy casi todos los expertos coinciden en que no fue una decisión acertada porque la medida sigue pasando factura a las cuentas públicas.

El PIB, casi recuperado

Aún así, el PIB se ha mantenido en 2016 y ha vuelto a crecer un 3,2% gracias al impulso del consumo, de la inversión y de las exportaciones, que volvieron a tirar del PIB en la última parte del año, cuando se esperaba cierta moderación de la demanda interna. De hecho, España está ya muy cerca de recuperar los niveles de renta que había antes de la crisis y probablemente lo conseguirá en la primera mitad de 2017.

Eso sí, con menos empleo y salarios más bajos. Aún faltan por recuperar unos 2 millones de puestos de trabajo y parece poco probable que el Gobierno pueda conseguirlo en esta legislatura, a pesar de la promesa de Mariano Rajoy de acabar su mandato con 20 millones de ocupados. Los expertos creen que el presidente peca una vez más de optimista y que este reto no se conseguirá hasta dentro de 7 u 8 años.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba