Economía

Los estatutos de La Caixa salvan la presidencia de Fainé si es imputado

Ni lo estatutos de Criteria Caixa, ni los de la Fundación, contemplan el cese de sus consejeros o patronos si son imputados en un procedimiento judicial, aunque sí el reglamento de CaixaBank

Isidro Fainé
Isidro Fainé EFE

La presidencia de Isidro Fainé en Criteria Caixa y en la Fundación Bancaria no corre peligro después de que la Audiencia Nacional haya admitido a trámite una querella por la que investigará una serie de operaciones complejas realizadas por el grupo para que CaixaBank tomase el control de banco luso BPI.

Ni lo estatutos de Criteria Caixa, ni los de la Fundación, contemplan el cese de sus consejeros o patronos en el caso de que estos resulten imputados en un procedimiento judicial, por lo que la investigación que llevará a cabo José de la Mata, titular del juzgado central de instrucción nº 5, no amenaza, al menos técnicamente, los cargos de Fainé en el grupo La Caixa.

La simple admisión de la querella no ha supuesto la imputación de aquellos contra quienes se dirige: Fainé;Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank; Criteria Caixa; la propia entidad financiera y cinco personas más por presuntos delitos de abuso de mercado, administración desleal y societarios.

¿Imputados o querellados?

Es más, De la Mata deja claro en su auto que la admisión a trámite de la querella no supone un acto de imputación judicial. De hecho, según las fuentes legales consultadas, el término más apropiado para definir el estado judicial de los implicados sería el de querellados.

"La admisión a trámite de una querella no constituye, todavía y en todo caso, un acto de imputación judicial, aunque permita al querellado comenzar a defenderse en el proceso conforme al artículo 118 de la Ley de Enjuciamiento Criminal", expone el magistrado.

"Naturalmente, lo anterior no excluye la posibilidad de una verdadera imputación judicial tras la comprobación de la existencia de datos que avalen la realidad de los hechos", prosigue De la Mata.

Agujero millonario

En la querella, dos accionistas de la entidad financiera, denuncian que las operaciones que dieron lugar a la opa de CaixaBank sobre BPI -el contrato de permuta de acciones con Criteria, la venta del 9,9% de su capital y un préstamo de 400 millones al angoleño BFA- generaron un perjuicio a la entidad financiera de "cientos de millones de euros" que no se comunicó al mercado ni a los supervisores.

Fuentes oficiales de CaixaBank defienden, por su parte, que "todas las operaciones realizadas para la toma de control de BPI, así como la permuta de acciones en BEA y GF Inbursa con Criteria, fueron realizadas en cumplimiento estricto de los requisitos legales y sometidas al conocimiento o autorización de los reguladores pertinentes".

A diferencia de Fainé, la imputación de Gonzalo Gortázar sí que podría suponer su cese como consejero delegado de CaixaBank, ya que así lo prevé el reglamento del consejo

Para comprobar la veracidad de la querella, el juez, que considera que existen indicios de que los querellados ejecutaron una conducta delictiva, ha solicitado a CaixaBank diversa documentación relacionada con estas operaciones. Si tras la investigación, los datos ponen de manifiesto que los directivos de CaixaBank participaron en los presuntos delitos, les podría imputar judicialmente.

A diferencia de Fainé, la imputación de Gonzalo Gortázar sí que podría suponer su cese como consejero delegado de CaixaBank. De hecho, el reglamento del banco dicta que los consejeros que resulten "procesados por un hecho presuntamente delictivo" tienen que poner su cargo a disposición del consejo de administración y formalizar, si este lo considera, su dimisión.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba