Economía

El fondo estadounidense Carlyle compra Codorniu por 300 millones

La firma de capital riesgo estadounidense toma el control de más del 55% de la compañía bodeguera

Cava de Codorniú en Sant Sadurní d'Anoia.
Cava de Codorniú en Sant Sadurní d'Anoia.

Carlyle ha adquirido el grupo bodeguero Codorniu. La firma de capital riesgo estadounidense toma el control de más del 55% de la compañía bodeguera. La valoración final del conocido productor de cava asciende a 300 millones de euros, después de que el fondo realizara dos mejoras de la oferta para convencer a los actuales propietarios más reticentes a aceptar la propuesta de compra.

La información ha sido adelantada por el diario La Vanguardia. Posteriormente, Cordorniu ha emitido un comunicado en el que confirma esta venta y añade que "la operación valora la compañía en 390 millones de euros y prevé cerrar la operación a finales de año. 

Mar Raventós, presidente de la compañía ha mostrado su satisfacción con el acuerdo alcanzado para que Carlyle adquiera la mayoría de la empresa catalana. “Este acuerdo permitirá impulsar la internacionalización, además de consolidar y dar continuidad a la estrategia del grupo centrado en la construcción de marcas de valor y prestigio”. Además, Raventós añade que "después de analizar múltiples opciones hemos llegado a un buen consenso con mucho potencial y larga perspectiva de liderazgo”, indica en el comunicado.

Este miércoles por la noche se alcanzó un acuerdo con los accionistas más reacios a dar luz verde a la oferta de la firma de capital riesgo estadounidense, según apunta La Vanguardia. Entre ese grupo se encontraban la actual presidenta de la empresa, Mar Raventós, junto a otros propietarios como los Pagés Font y Xavier e Isabel Ferrer Urrutia. En los próximos días se convocará un consejo de administración para hacer oficial el pacto. 

El objetivo del fondo estadounidense, según esta información, sería convertir a Codorniu en la cabecera de un grupo europeo de vinos y espumosos y duplicar la actual facturación hasta los 400 millones de euros. Para ello, tiene proyectado vender algunos activos de la compañía de los Raventós y así financiar compras en Europa.

Con esta operación, la compra del productor de cava por parte de capital extranjero se convertiría en el segundo caso de renombre en el sector en este mismo año. Su gran rival, Freixenet, y la empresa alemana Henkell firmaron en el mes de marzo un acuerdo para la adquisición del 50,7 % del productor español de cava. Una operación que rondó los 200 millones de euros. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba