Economía

EEUU acusa a España: el impuesto digital aprobado por Sánchez es "potencialmente dañino"

Senadores norteamericanos publican una carta en la que manifiestan su oposición al impuesto digital que se debate en Europa. España ha sido el primer país en aprobarlo, y en las condiciones más duras

Google
Google

Estados Unidos ha vuelto a movilizarse contra el impuesto digital con el que la Unión Europea (UE) quiere gravar a partir de 2020 a aquellas empresas digitales con ingresos de más de 750 millones al año a escala global o tres millones a escala local (país). Una tasa que el Gobierno de Pedro Sánchez, sin consenso aún dentro de la UE, aprobó a mediados del pasado mes de enero.

El senador presidente del Comité de Finanzas del Senado norteamericano, Chuck Grassley, y el también miembro del Comité y senador por Oregon, Ron Wyden, han enviado una carta al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en la que señalan la oposición y preocupación del Comité frente al proyecto unilateral de los "gobiernos extranjeros" -en referencia a los países de la UE- de gravar a las multinacionales norteamericanas con un impuesto a los servicios digitales. En la misiva reclaman el consenso dentro de la OCDE -Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, compuesta por 36 estados- para desarrollar y aplicar esta tasa digital. 

"Algunos países están avanzando unilateralmente con impuestos a los servicios digitales. Es importante que estos países comprendan el potencial de daños a largo plazo que surgen de estas propuestas y la necesidad de que cada uno vuelva a concentrarse en los esfuerzos para alcanzar un consenso multilateral. La acción unilateral solo servirá para socavar ese progreso. Apoyamos la participación del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos en las negociaciones en curso en la OCDE con respecto a estos nuevos desafíos fiscales", explican los senadores en la nueva carta, que hacen referencia, sin citar, al Gobierno español, el único que, de momento, ha aprobado el impuesto digital.

Se trata de un impuesto con el que Sánchez pretende recaudar 1.200 millones de euros, en una de las que será las versiones más duras de la también llamada Tasa Google

Los senadores Grassley y Wyden también destacan su preocupación por la posible nueva barrera al comercio que supondrá el nuevo gravamen, por lo cual también enviaron la carta al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer.

Carta de los senadores Chuck Grassley y Ron Wyden al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin
Carta de los senadores Chuck Grassley y Ron Wyden al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin

Tasa Google

El debate sobre el impuesto digital con el que se pretende gravar las actividades de las grandes tecnológicas (las llamadas GAFA, Google, Amazon, Facebook y Apple) sigue adelante en la Unión Europea.

Aunque las diferencias entre los diferentes países ha retrasado su aprobación en el seno de la UE hasta 2020, el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo aprobó, como hemos comentado, a mediados del pasado mes de enero.

Se trata de un impuesto con el que el Gobierno pretende recaudar 1.200 millones de euros, en una de las que será las versiones más duras de la también llamada Tasa Google. El 25% de todo lo recaudado en Europa por este gravamen irá a España, según las estimaciones del Gobierno. Esto se debe a que en España estarán obligas a tributar las empresas con más 3 millones de facturación a escala local, mientras en Europa se obligará a hacerlo a las que tengan ingresos más allá de los 50 millones de euros.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba