Economía

EEUU perdona a España (de momento) su primera sanción millonaria por las renovables

Un Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York ha paralizado la ejecución del laudo que condena al Reino de España a pagar 128 millones a la energética Eiser

Planta fotovoltaica de Iberdrola
Planta fotovoltaica de Iberdrola

El primer golpe por el hachazo a las energías renovables se queda en stand by. Un Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York (Estados Unidos) ha paralizado la ejecución del laudo que condena a España a pagar 128 millones a la energética Eiser por el recorte de las primas de las energías renovables, según consta en un reciente escrito al que ha tenido acceso Vozpópuli.

El tribunal ha tomado esta decisión después de que Eiser y el Reino de España presentasen un escrito conjunto en el que informaban al juez que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), la corte de arbitraje del Banco Mundial, estaba a punto de decidir si anulaba o no el laudo.

El tribunal norteamericano, donde Eiser llevó el pleito para ejecutar el pago, ha tomado nota y ha decidido paralizar todo el procedimiento hasta que el CIADI se pronuncie, algo que previsiblemente ocurrirá próximamente. Una vez que el CIADI tome una decisión, ambas partes han sido emplazadas a comunicar la decisión de la corte arbitral al juez norteamericano, que pasará a tomar una decisión sobre la ejecución del laudo.

Dos escenarios posibles

La decisión de la corte de arbitraje del Banco Mundial puede derivar en que el laudo de Eiser sea nulo o que sea válido. Si el CIADI lo declara nulo y da la razón a España, es muy probable que utilice el caso de Eiser como precedente para anular el resto de laudos dictados contra el país. No hay que olvidar que España ha sido condenada por este mismo asunto en más de una decena de ocasiones.

Además de Eiser, cuya condena se eleva hasta los 128 millones, el historial de laudos condenatorios lo completan Bridgepoint (80 millones), SolEs Badajoz (41 millones), Nextera (290 millones), HSBC (92 millones), Antin (101 millones) o Greentech (39 millones). En total, la factura se eleva hasta los 1.000 millones. 

Por otro lado, si el CIADI acredita la validez del laudo, sería un jarro de agua fría para España. El Estado no podría anular esos laudos y solo le quedaría aferrarse a cuestiones procedimentales (como la inmunidad de jurisdicción) para evadir el pago con el apoyo de la Unión Europea y la jurisprudencia de casos como Achmea o bien llegar a acuerdos con los inversores para que renuncien a sus reclamaciones. 

Primera sentencia 

Eiser marcó el camino del resto de afectados por el recorte a las primas de las energías renovables del Gobierno español. La compañía fue la primera en llevar a España ante la corte del Banco Mundial por el impacto que tuvieron las reformas de la Administración sobre dos plantas de energía fotovoltaica que tiene en Extremadura y Castilla-La Mancha. 

La condena llegó en mayo de 2017. España debía pagar por esta decisión 128 millones a Eiser. Una decisión que llevó a la firma británica a presentar una petición de reconocimiento del laudo ante un Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York (Estados Unidos), que es el procedimiento anteriormente citado.

Este movimiento provocó que el Gobierno español solicitara la anulación del laudo tras escudarse en la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera. Su último movimiento fue recurrir al CIADI con otra solicitud de nulidad, donde además acusó a uno de los árbitros del tribunal de un presunto conflicto de intereses que había ocultado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba