Turismo

Las agencias de viajes desoyen a Exteriores y ofrecen ir a Sri Lanka tras los atentados

El Ministerio de Asuntos Exteriores mantiene vigente la recomendación lanzada a los ciudadanos españoles el pasado 21 de abril tras los atentados en Sri Lanka de "evitar todo viaje al país"

Atentados en Sri Lanka.
Atentados en Sri Lanka. EFE

Los turistas españoles siguen viajando a Sri Lanka un mes después de los atentados que dejaron 500 heridos y acabaron con la vida de al menos 250 personas de nacionalidades diferentes, entre las que se encontraba una pareja de gallegos

Varios países, incluido España, han alertando del "peligro" que supone viajar a este país por la posibilidad de que "grupos terroristas" planeen más ataques. De hecho, el Ministerio de Asuntos Exterioresmantiene vigente su recomendación a los ciudadanos españoles de "evitar todo viaje al país", aunque parecen haber caído en saco roto.

Las agencias aseguran que siguen teniendo clientes y que no hay ningún protocolo que impida viajar a la isla

Las agencias de viajes organizan los itinerarios a la isla con la misma normalidad que hace un mes, pues, según dicen, no hay ningún protocolo especial después de los atentados, como ha ocurrido en otros casos, y "no se ha modificado nada en cuanto a los turoperadores, mayoristas y aerolíneas que operan en ese país".

Además, coinciden en que en este tipo de destinos "el revuelo inicial dura poco tiempo" y "pese a las cancelaciones que se hicieron al principio, la gente está viajando". "Tengo varios clientes que han cerrado viajes a Sri Lanka. Concretamente, unos que se van en junio se ha informado y les han asegurado que no van a tener ningún problema, así que siguen adelante con el viaje", señala un agente de una agencia de viajes.

Santiago Méndez, portavoz de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE), confirma que tienen "muchos viajes a partir de septiembre, octubre y noviembre que de momento no se han cancelado", pero asegura "que la demanda de personas que a día de hoy quiere ir a Sri Lanka es muy baja". "Los clientes ni están yendo ni quieren ir", puntualiza.

Los precios no bajan

De hecho, el precio de los viajes se mantiene estable, "salvo alguna oferta puntual por las fechas". Las agencias ofrecen paquetes cerrados para diez días en julio por más de 2.000 euros por persona, y sólo los vuelos superan los 600 euros ida y vuelta. Además, no son directos desde España, siempre hay al menos una escala y las aerolíneas que operan en Sri Lanka son, en su totalidad, asiáticas.

Emirates, Sri Lanka Airlines, Qatar, Etihad Airways o Air India son las principales, con escalas en Emiratos Árables, Catar o India. Iberia sólo vuela a Londres, donde los pasajeros cogen otro vuelo hasta la capital de la isla, Colombo, con Sri Lanka Airlines, gracias a su alianza OneWorld. Lo mismo ocurre con British Aiways, perteneciente al mismo grupo aéreo que la aerolínea española, IAG.

Un grupo terrorista local

El pasado 21 de abril varios terroristas provocaron ocho explosiones en hoteles de lujo e iglesias de la isla, aprovechando que numerosos fieles celebraban el día de Domingo de Resurrección. Días después, en un operativo contra los sospechosos de los atentados, murieron otras 16 personas, seis de ellas niños.

Aunque el Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado, el Gobierno de Sri Lanka sospecha que fue obra de ciudadanos ceilandeses miembros de un grupo extremista nacional, National Thowheeth Jamaath (NTJ), con el apoyo de una "red internacional". De hecho, la Policía ya ha revelado que entre los terroristas suicidas estaba el líder del NTJ, Zaharan Hashim, según las pruebas de ADN. 

El grupo terrorista, de reciente creación, era conocido hasta ahora por una ideología radical islamista, que "creaba odio, miedo y división en la sociedad". Había perpetrado hechos vandálicos, como el ataque a estatuas budistas, una religión que representa al 70,2% de la población, pero nunca contra las personas y de tales magnitudes y nivel de organización.

Sri Lanka recibió a 2,3 millones de turistas en 2018, un 10,3% más que el año anterior

El primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, reconoció que el Gobierno había recibido avisos de servicios de inteligencia extranjeros sobre posibles ataques, "pero no se le prestó la suficiente atención al asunto". En este sentido, la investigación no se ha cerrado y la nación continúa bajo el régimen de un estado de emergencia, con un gran dispositivo de seguridad.

Los atentados han coincidido con el décimo aniversario del fin de una guerra civil en el país que duró 26 años (1983-2009). Desde entonces, Sri Lanka ha sido uno de los destinos de moda entre los extranjeros. Recibió a 2,3 millones de turistas en 2018, un 10,3% más que en 2017 y cuatro veces más que en 2009, año en el que acabó este conflicto. 

Este gran incremento del turismo "ha aumentado la pequeña delincuencia y estafas a extranjeros, sobre todo en importantes centros turísticos", asegura el Ministerio de Exteriores en su comunicado. Además, alerta de que "todavía abundan los controles policiales y el despliegue del Ejército" y recomienda "estar perfectamente documentado en cualquier desplazamiento".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba