Economía

Así es el modelo alemán que quiere Calviño para los ERTE

El denominado modelo 'Kurzarbeit' se basa en una modalidad de jornada reducida en la que el Estado es el responsable de pagar temporalmente hasta dos tercios del salario al trabajador

La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, junto al presidente Pedro Sánchez.
La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, junto al presidente Pedro Sánchez.

Lavicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha señalado su intención de transformar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para que se asemejen al modelo alemán, con la finalidad de fomentar que se invierta en la formación de los trabajadores y sea una oportunidad de recualificación del empleado y no solo de mantenimiento del empleo.

El denominado modelo 'Kurzarbeit' se basa en una modalidad de jornada reducida en la que el Estado es el responsable de pagar temporalmente hasta dos tercios del salario al trabajador, para así impedir que la crisis del coronavirus provoque despidos masivos. 

"El Kurzarbeit es una ayuda de sustitución de salario de carácter temporal. El Estado asume parte del salario para que ante una caída de la producción el empleador pueda reducir la jornada laboral de sus empleados sin que se pierdan puestos de trabajo", explica el profesor de Economía de la Universidad Libre de Berlín Markus Helfen a Efe

Multinacionales como Volkswagen, Bosch, Adidas, ThyssenKrupp Daimler, Tui y Lufthansa son algunas de las empresas que han adoptado este sistema a causa de la crisis de la covid-19. El Gobierno alemán ha acordado extender su vigencia hasta 2021, hasta los 24 meses de duración. Al menos 470.00 compañías pretenden establecer esta opción. 

¿Qué empleador puede solicitarlo?

En el caso de que el empleador no tenga dificultades económicas previas y pueda demostrar una caída en la producción, puede solicitar que se le aplique este instrumento. 

Las empresas pueden reducir las jornadas un 10%, para al menos el 30% de la plantilla, aunque puede reducirse al 100%. La petición se puede renovar con frecuencia cada pocos meses, hasta un período total de un año.

El empleador debe seguir pagando al trabajador con jornada reducida la parte proporcional de su sueldo. La Seguridad Social aportará entonces como compensación el 67% de la diferencia entre el salario original y el reducido (60% si el cotizante no tiene hijos).

Quienes tienen una reducción del 100% perciben exclusivamente de la Agencia Federal de Empleo (indirectamente, porque ese organismo reembolsa al empleador) dos tercios de su sueldo y tienen garantizada la vuelta a su puesto de trabajo tan pronto como la situación vuelva a la normalidad.

Además, el Gobierno alemán acaba de reformar la normativa para agregar que las cotizaciones sociales que seguía pagando la empresa por el trabajador las va a asumir también la BA.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba