Empleo

Las enfermedades profesionales se disparan un 62% desde 2007, pese al menor empleo

En el caso de las mujeres han aumentado más del doble

Imagen de archivo
Imagen de archivo

El número de personas que sufren enfermedades profesionales en España -provocadas por situaciones relacionadas con el trabajo- se ha incrementado un 62% desde el año 2007, a pesar de que el número de trabajadores sigue siendo inferior al que había entonces, con diferencias sustanciales entre hombres y mujeres.

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en total en 2019 hubo 27.243 partes de enfermedades profesionales en España, frente a los 16.791 que se registraron en el último año previo a la crisis, a pesar de que entonces en España más de 20 millones de cotizantes. No se cumple la lógica, por tanto, de que a mayor número de trabajadores más enfermedades profesionales suceden.

Del número total de enfermos profesionales el pasado ejercicio, 14.409 no implicaron una baja, mientras que 12.934 sí provocaron la baja del trabajador.

La evolución de las enfermedades profesionales ha sido muy diferente en función del género, ya que mientras entre los hombres han aumentado sólo un 28% (al pasar de 10.264 a 13.197), las de mujeres se han disparado un 116,7% (pasando de sólo 6.527 casos en 2007 a 14.146 en 2019).

El incremento de enfermedades profesionales entre las mujeres ha sido tal, que han pasado de suponer la mitad de las de los hombres a superarlas. La tendencia se ha mantenido en el mes de enero de 2020, cuando ha habido 2.553 casos de enfermedades profesionales: 1.305 de mujeres y 1.248 de hombres.

Lumbago y dolores musculares

Un 82% de las enfermedades son de Grupo 2, es decir, están causadas por agentes físicos. Dentro de ellas, las más comunes son las de tipo muscular, como el lumbago o los dolores de espalda, las enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo, patologías de hombro, codo y antebrazos, muñeca y mano.

Le siguen a mucha distancia las causadas por inhalación de sustancias y agentes (7,03%), las causadas por agentes químicos (5,49%), las enfermedades de piel (3,96%), las causadas por agentes biológicos (3,52%) y, por último, las causadas por agentes carcinógenos (0,66%).

En cuanto a las profesiones en las que son más comunes estas enfermedades destacan por volumen las del personal de limpieza -en el que predominan las mujeres-; trabajadores de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco; los operadores de instalaciones y maquinarias fijas -más presencia de hombres-; dependientes de tiendas y almacenes; y peones de las industrias manufactureras.

Relación con el absentismo

Aunque el Ministerio no da una explicación sobre el motivo del incremento de estas cifras, existen teorías contrarias que lo justifican: mientras los sindicatos apuntan a que existe una inseguridad empresarial que subyace al aumento de enfermedades y accidentes profesionales y exigen medidas para paliarlo, fuentes del sector empresarial apuntan a que esta evolución es similar a la del absentismo profesional.

Esta última corriente argumenta que al igual que el absentismo laboral se reduce en época de crisis económica y aumenta en momentos de bonanza, algo similar ocurre con el volumen de enfermedades profesionales, y defienden que no existe relación lógica entre la mejora de las condiciones económicas y de crecimiento de beneficios con el aumento de la inseguridad en los puestos de trabajo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba