Economía

La mitad de la demanda eléctrica del confinamiento se cubre con energía verde

Las renovables han generado más del 50% de la energía de marzo y abril. Un escenario que, a falta de eólica, ha sido protagonizado por un aumento considerable de la lluvia y el sol 

Parque eólico Sabina, en Albacete
Parque eólico Sabina, en Albacete Iberdrola

La situación de confinamiento es el principal impulsor de la caída del precio de la luz, ya que el aumento del consumo de los hogares no puede compensar el desplome del gasto de la industria. Pero este no está siendo el único factor. Las condiciones meteorológicas favorables en los meses de abril y marzo han reforzado la generación a través de la 'rentable' energía verde

Y eso que el viento ha brillado por su ausencia, pero la lluvia y el sol lo han compensado con creces. Sólo en el mes de abril, según los datos que manejan los analistas del Grupo Ase, las energías renovables han aportado un 50,3% de la demanda y 48,3% de la combinación de tecnologías (mix energéticos). Un balance que, como recuerdan los analistas, ha sido similar a lo registrado en el mes de marzo. 

Aunque en abril destaca las buenas cifras que ha ofrecido la producción hidráulica, que ha crecido un 51,4% respecto a hace un año. Este mes ha sido uno de los más lluviosos desde que hay registros, como se aprecia en el crecimiento de las reservas hídricas que están al 65% de su capacidad máxima, 16 puntos porcentuales por encima del año pasado (48,9%). La producción fotovoltaica no se ha quedado atrás. La producción por esta vía se ha incrementado un 75,5% y eleva su aportación al mix al 7%.

Dos factores que compensan la escasez de viento en este último mes. La producción eólica se ha reducido hasta el 26% de la generación total, muy por debajo de la media de un mes de abril. Su aportación al mix ha sido del 21%, más baja de lo habitual. "De haberse producido una producción media de eólica, estaríamos hablando de que más 60% de la demanda se habría cubierto con renovables", señala Juan Antonio Martínez, analista de Grupo ASE. 

Por su parte, las energías fósiles, que son las últimas en entrar en el sistema, han descendido notablemente respecto al año pasado: un 53,3% en el caso del carbón y un 37,6% en el caso de los ciclos combinados de gas. Desde la energética Audax recuerdan que "se ha vuelto a repetir lo que vimos en 2012 y 2013 cuando las renovables significaron un incremento del porcentaje en el mercado global de la energía y esto se tradujo en una bajada de precios".  

Impacto en el precio 

Los datos que manejan estos expertos es que el precio de la electricidad en el mercado mayorista de la electricidad (pool) de abril se sitúa en 17,65 euros por megavativo. Una cifra que supone un recorte en el precio del 65% frente al mismo mes de 2019. El desplome viene marcado por la caída de la demanda por el cierre de la industria, que lleva a la luz a registros que no se veían desde 2014. 

"La lógica del crecimiento de las energía renovables hará que el precio cero acabe acercándose en un primer momento al variable y esperemos que al 'full cost'", afirma Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables. "Siempre en las crisis se aprenden muchas cosas. En este caso, estamos viendo que es posible tener cobertura mayoritaria con renovables", añade. 

Dudas de futuro

Es imposible saber como evolucionará el precio y la cobertura de las renovables en el corto plazo. Las medidas de desescalada del confinamiento, y por tanto de inicio de la recuperación de la economía, están sujetas al comportamiento de un virus todavía muy desconocido.

Desde Audax recuerdan a este medio que "nuestro país está en una situación inmejorable para situarse a la cabeza de la transición energética en el mercado europeo teniendo en cuenta los objetivos hasta 2030 en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, cuota de energías renovables y mejora de la eficiencia energética".

Las probabilidades de un rebrote en otoño existen y en qué medida los consumidores recuperemos la confianza, son factores que pueden retrasar las expectativas de la recuperación más allá del 2021. "Todo esto se traducirá en mayor volatilidad en los mercados, que podría generar movimientos muy extraños en los precios de futuros eléctricos. Habrá que estar muy atentos", concluyen los analistas del Grupo ASE. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba