Empresas

Germán Larrea, la segunda mayor fortuna de México, entre los afectados de Popular

Germán Larrea, propietario de Grupo México, la segunda mayor fortuna de México tras Carlos Slim, figura entre los inversores encabezados por la familia Del Valle que han demandado a España por la intervención de Banco Popular

Germán Larrea con el presidente Peña Nieto, en una imagen de 2014.
Germán Larrea con el presidente Peña Nieto, en una imagen de 2014. Presidencia de la República.

Germán Larrea Mota Velasco, propietario de Grupo México, la empresa minera más grande de México, el segundo hombre más rico de México tras Carlos Slim, es uno de los grandes inversores afectados por la intervención de Banco Popular.

El multimillonario mexicano, al que se le estima una fortuna de 17.300 millones de dólares, figura entre los cerca de medio centenar de inversores que junto con la familia Del Valle se convirtieron en destacados accionistas de Banco Popular y que perdieron toda su inversión en la entidad financiera española cuando ésta fue intervenida y vendida a Santander el pasado mes de junio. Este grupo de inversores cercanos a los Del Valle, que llegaron a alcanzar el 4% de Popular, reclaman, en un arbitraje internacional presentado el 22 de enero, 470 millones de euros por "el cuestionable y deficiente proceso" de venta de Popular a Santander.

Antonio Cosío, amigo y socio de Carlos Slim, accionista del Real Oviedo, es otro de los afectados por la crisis de Banco Popular

Larrea es una de las fortunas más esquivas de Latinoamérica. A pesar de ser la segunda mayor fortuna de México, sus apariciones públicas son contadas. En 2014 fue fotografiado en un encuentro con el presidente del país, Enrique Peña Nieto, y fue una de las primeras imágenes publicadas del empresario. 

Grupo México fue acusada en 2014 por las autoridades federales por el derrame de 40.000 metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora, una de las mayores catástrofes medioambientales sucedidas este siglo en el país; la multinacional, y su presidente, afrontaron requerimientos de responsabilidades por la muerte de 65 mineros en la mina de Pasta de Conchos, el 19 de febrero de 2006.

La compañía controlada por Germán Larrea ingresa más de 8.000 millones de dólares al año y cotiza en Bolsa desde el año 1966. En 2015, ganó la licitación pública internacional para la exploración y explotación del complejo minero de Aznalcóllar.

Los poderosos hermanos gemelos Ruiz Sacristán, entre los demandantes

El imperio de Larrea se extiende más allá de la industria minera y tiene intereses en el sector del transporte, en el inmobiliario, financiero, y de salas de cines. El empresario mexicano controla dos empresas ferroviarias, Ferromex -compañía que opera la mayor red ferroviaria de México, con 10.000 kilómetros-, y Ferrosur, y ha sido accionista de Grupo Aeroportuario del Pacífico.

Fortunas, familias, y ejecutivos

La lista de las 44 personas que acompañan a la familia Del Valle en su demanda contra España por la intervención de Banco Popular y su venta a Santander, está integrada por otros apellidos ilustres del empresariado mexicano, asiduos a la lista Forbes de los más ricos del país, y de altos ejecutivos que trabajan en las empresas de los Del Valle.

Entre los afectados por la resolución de Banco Popular se encuentran las familias De Garay y Rojas Mota Velasco, al frente en la actualidad del grupo de banca de inversión GMB, Grupo Bursátil Mexicano, creado en 1992.

También figura otra reconocida fortuna mexicana, Antonio Cosío Ariño, presidente de Grupo Hotelero Las Brisas y de Grupo Pando, amigo y socio de Carlos Slim -ha formado parte de los consejos de administración de Grupo Carso y Teléfonos de México- y hermano de Moisés Cosío Ariño, quien fuera uno de los mayores accionistas individuales de Banesto en la época de Mario Conde. El empresario mexicano, de ascendencia asturiana, se comprometió a finales del pasado año a formar parte del accionariado del Real Oviedo, el equipo de fútbol del que es primer accionista Slim.

Entre los afectados por la resolución de Banco Popular que formaban parte del grupo liderado por la familia Del Valle se encuentran ejecutivos del banco de la familia mexicana, BX+, en el que el banco español alcanzó el 25% del capital (en la actualidad es Santander el propietario de dicho porcentaje). Como Jaime Ruiz Sacristán, presidente del consejo de administración de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y miembro del consejo de BX+. Su hermano gemelo, Carlos Ruiz Sacristán, exSecretario de Comunicaciones y Transportes de México entre 1994 y 2000, que fue miembro del consejo de administración del grupo español OHL en México hasta el año 2015, es otro de los inversores afectados por la intervención de Banco Popular que también figura en la demanda liderada por la familia Del Valle.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba