Medios

Prisa busca músculo financiero para reforzar Santillana y crecer en radio

El Consejo de Administración de la compañía analizará en su próxima reunión las vías existentes para emprender un plan de inversiones más ambicioso que el actual, que incluiría una mayor inversión en Santillana y en el negocio de radio. Algunos accionistas hablan de ampliación de capital, pero, de momento, la opción no se ha planteado formalmente

El emblemático edificio de Gran Vía 32, alquilado por Prisa a Drago Capital, acoge la sede de la Cadena Ser.
El emblemático edificio de Gran Vía 32, alquilado por Prisa a Drago Capital, acoge la sede de la Cadena Ser. (cc) Ricardo Ricote – www.urbanity.es

El Grupo Prisa busca inversores que financien el plan de negocio que quiere poner en marcha para 2019. La compañía de medios de comunicación explora acuerdos con entidades financieras que le ayuden a desarrollar los proyectos que sopesa desde hace varios meses, relacionados con el crecimiento de su división de radio y con la expansión y digitalización de Santillana, que cuenta con una importante presencia en Latinoamérica.

Fuentes cercanas al Consejo de Administración de la editora explican que sus directivos elaboraron un plan de negocio durante los primeros meses de 2018 que presentaron ante su órgano de gobierno el pasado verano.

En su próxima reunión, que tendrá lugar en diciembre, se estudiará la posibilidad de que este proyecto sea más ambicioso, a petición de algunos de sus principales accionistas, como Amber Capital (casi 1/3 del capital), el hedge fund dirigido por Joseph Oughourlian. Mientras tanto, la empresa busca posibles vías de financiación en el mercado para cumplir con este objetivo.

Para entender la realidad actual de la editora de El País, As y Cinco Días hay que remontarse a finales de 2017, cuando sus acreedores alcanzaron un acuerdo para refinanciar sus adeudos y, en paralelo, sus principales accionistas pactaron una una ampliación de capital que estuvo dirigida por Banco Santander. Todo ello, después de que se consumara la salida de Juan Luis Cebrián de la presidencia ejecutiva y de sus hombres de confianza del Consejo de Administración.

Entonces, el futuro de Prisa quedó supeditado al resultado de una operación millonaria: la venta de su filial portuguesa, Media Capital, a la multinacional francesa Altice, pactada en 440 millones de euros. Si la autoridad lusa de la competencia daba su visto bueno, Prisa dispondría de unas condiciones de pago de deuda más cómodas y contaría con la posibilidad de invertir más de 100 millones de euros para el desarrollo de Santillana y de sus medios de comunicación. En caso contrario, el escenario sería más duro. Y el pasado julio, el regulador portugués se negó a aceptar este proceso de compra por los efectos negativos que tendría para el mercado interno.

En este contexto, algunos accionistas de Prisa reclamaron un plan de negocio más ambicioso que ayude al grupo a despegar tras varios años de dura crisis, lo que ha obligado a sus directivos a buscar alternativas financieras, que, de momento, no se han presentado ante el Consejo. Entre estos socios se encuentra Amber Capital, el mayoritario, un fondo estadounidense que controla casi el 30% de las acciones y que persigue rentabilizar al máximo la inversión multimillonaria efectuada en Prisa. Evidentemente, la mejora del negocio podría impulsar el precio de la acción, lo que le ayudaría a cumplir este objetivo.

Una posibilidad 'remota'

En caso de que los gestores de Prisa -encabezados por Manuel Mirat- no fueran capaces de encontrar nuevas fuentes de financiación, algunos accionistas han expresado su punto de vista favorable a realizar una nueva ampliación de capital, aunque, a día de hoy, en el grupo se considera como una opción secundaria. En este sentido, la duda que se plantea es si la apoyaría Telefónica -que reconoce que está de salida-, un accionista institucional, como Santander -que no ha querido hacer comentarios al respecto-. 

También es una incógnita la postura que adoptarán los socios que atrajo a la compañía Juan Luis Cebrián, como el catarí International Media Group; o el mexicano Grupo Herradura Occidente.

Prisa cumplirá el día 31 de diciembre el primer año tras la salida de Cebrián del grupo.

Sea como fuere, Prisa cumplirá el día 31 de diciembre el primer año tras la salida de Cebrián del grupo. Durante los nueve primeros meses del ejercicio, registró un resultado negativo de 3 millones de euros, frente al de 55,6 millones que obtuvo en el mismo período del ejercicio anterior.

Los ingresos de la división de radio de Prisa mejoraron el 1,6% en este tiempo, pero los de su área de prensa cayeron el 8%. También disminuyó la facturación de Santillana, que se vio afectada por la situación de las divisas en Latinoamérica.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba