Organizaciones empresariales

Foment: la patronal catalana suspende a su 'socio rebelde independentista'

La Junta Directiva de Foment del Treball ha decidido excluir temporalmente de la organización a la patronal CECOT por razones disciplinarias. La Asamblea de socios deberá ratificar el acuerdo. El líder de CECOT, Antoni Abad, siempre ha sonado para sustituir a Joaquim Gay de Montellà

El presidente de Fomento de Trabajo Nacional, Joaquím Gay de Montellá.
El presidente de Fomento de Trabajo Nacional, Joaquím Gay de Montellá. EFE

El independentismo también ha sido capaz de fracturar a la principal organización empresarial catalana. La Junta Directiva de Foment del Treball ha votado este lunes a favor de suspender de su condición de socio a CECOT, la patronal de Tarrasa que había sido acusada de vulnerar los estatutos de esta organización y de posicionarse del lado de los soberanistas. En total, 26 representantes han votado a favor, mientras que 12 lo han hecho en contra y 8 se han abstenido.

Después de un “intenso debate”, el presidente de Foment, Joaquim Gay de Montellà, ha propuesto que los miembros de la junta votaran sobre la suspensión de CECOT sólo durante el tiempo que le queda como presidente de la institución hasta los últimos meses de 2018. La mayoría de los presentes ha respaldado la medida, según han precisado fuentes de la organización.

Los actuales responsables de Foment abrieron un expediente a CECOT por “vulnerar las normas de funcionamiento” de la patronal catalana. Entre otras cosas, por extralimitarse a su ámbito territorial y por apoyar el “paro de país” convocado por los independentistas el pasado 3 de octubre.

Mientras Foment ha denunciado los efectos del proceso soberanista en la economía catalana y ha advertido de las consecuencias a medio y largo plazo que tendrá la fuga de empresas, a CECOT se le ha acusado de situarse del lado de Carles Puigdemont y los suyos en los últimos tiempos.

Sucesión abierta

Cabe recordar que su presidente, Antoni Abad, aspiró a presidir Foment del Treball después de que Juan Rosell diera el salto a Madrid. Sin embargo, perdió la carrera sucesoria con Gay de Montellà.

Los estatutos de la patronal catalana impiden a su actual presidente renovar su mandato, de ahí que en el seno de Foment –opinión compartida en la CEOE- vean esta acción punitiva como una maniobra de Gay de Montetellà y los suyos para intentar frenar las aspiraciones sucesorias de Abad.

Habrá que ver si finalmente el líder de CECOT oficializa su candidatura y, en caso afirmativo, si la decisión tomada este lunes por Foment le beneficia o le perjudica.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba