Empresas

La palabra de los Obispos será clave en la guerra entre las televisiones

Los pequeños operadores de la TDT quieren minar el poder del 'duopolio'
Los pequeños operadores de la TDT quieren minar el poder del 'duopolio' VP-Archivo

Las pequeñas televisiones comerciales batallan desde hace meses por terminar con los privilegios que -consideran- tienen Atresmedia y Mediaset en la TDT. En esta guerra, como en todas, confluyen causas políticas y económicas, lo que complica la posibilidad de alcanzar cualquier tregua. Durante las últimas semanas, las dueñas de Telecinco y Antena 3 han maniobrado para expulsar a DKiss (Blas Herrero), Real Madrid TV, Vocento, Unidad Editorial y Trece (13TV) de la patronal de las cadenas privadas (UTECA) en el caso de que se nieguen a disolver la asociación que formaron hace aproximadamente un año para hacer presión contra los dos reyes de la televisión en abierto.

Las pequeñas cadenas son conscientes de que la modificación de los estatutos de UTECA que prohibirá a sus miembros conformar lobbies paralelos se pondrá sobre la mesa próximamente. Y ahí tienen dudas sobre lo que ocurrirá. Tienen claro que Atresmedia, Mediaset y Secuoya (TEN) defenderán el establecimiento de esta barrera. Por contra, dan por supuesto que Blas Herrero y Real Madrid TV se opondrán. Y con toda probabilidad también lo harán Vocento y Unidad Editorial.

El caso de Trece no está tan claro y eso es lo que más inquieta entre los miembros más activos de la asociación de pequeños operadores. La Conferencia Episcopal decidió hace unas semanas apartar de UTECA a José María Mas, el más ferviente defensor, junto con Blas Herrero, de que se establezca un frente contra el duopolio conformado por Atresmedia y Mediaset con el fin de que la tarta publicitaria se reparta de una forma más equitativa entre las empresas de la TDT. En su lugar, los Obispos situaron a Julián Velasco, el hombre más fuerte de Trece y ejecutivo de la máxima confianza de Fernando Giménez Barriocanal, asesor del Papa Francisco, jefe de los medios de comunicación del Grupo COPE y quien mantiene una relación fluida con Mediaset.

Esta semana, los representantes de los pequeños operadores se habían citado para debatir sobre el expediente que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) mantiene abierto a Atresmedia y Mediaset por supuesta concertación publicitaria, que puede derivar en multas de varias decenas de millones de euros. Los representantes del 'lobby' se habían citado para debatir sobre el papel que podrían asumir dentro de este proceso. Pues bien, el portavoz de Trece se ausentó -"lo justificó"-, lo que ha levantado sospechas sobre un posible apoyo de los Obispos al duopolio, según han detallado fuentes internas.

El disputado voto de Trece

A los miembros de esta asociación, les constan las presiones que ha recibido Trece para cesar las hostilidades contra las principales cadenas. De hecho, a eso atribuyen el cambio de José María Mas por Julián Velasco en UTECA. "Este es un momento importante además, en el que la Conferencia Episcopal suele realizar su campaña publicitaria anual para que los ciudadanos marquen en la declaración de la renta la casilla de apoyo a la Iglesia. Cualquier represalia de los principales canales, les perjudicaría", destaca un portavoz de los pequeños operadores de la TDT.

Desde UTECA, lanzaron a los medios hace unas semanas un mensaje de tranquilidad y de confianza en que las hostilidades en su seno habían terminado. Sin embargo, el cambio estatutario que defiende el duopolio recrudecería aún más el conflicto entre televisiones.

El presidente de la patronal y representante de Mediaset, Alejandro Echevarría, advertía de forma sutil sobre la necesidad de que la asociación de 'las pequeñas' se suprima en el futuro, en un comunicado enviado hace unas semanas: "Los asuntos a los que se enfrentan todos los radiodifusores, como el segundo Dividendo Digital o la transposición de la nueva directiva europea de Comunicación Audiovisual, superan los intereses particulares y sería un tremendo error no abordarlos desde UTECA como representante único, con la fuerza del consenso entre socios como ha venido siendo habitual".

Las fuentes consultadas por Vozpópuli explican que la intención de Blas Herrero -cabeza visible de la asociación- pasaría por realizar una modificación del objeto social de este 'lobby' en el caso de que UTECA prohíba las asociaciones paralelas entre las televisiones privadas. En ese caso, permitiría la entrada a las cadenas autonómicas y las locales públicas y la encarrilaría a la defensa de un reparto más justo de la inversión publicitaria (en los medios, en general) y a la lucha para conseguir una rebaja de la factura que actualmente pagan las televisiones a Cellnex por el transporte de señal, lo que, a su juicio, ahoga a los operadores minoritarios.

No hay que olvidar que Atresmedia y Mediaset aglutinan el 85% de la inversión publicitaria en la TDT con algo más de la mitad de la audiencia. Este jueves anunciarán sus resultados del primer trimestre de 2018 y, con toda seguridad, volverán a declarar ganancias millonarias y serán, de nuevo, los medios de comunicación más rentables de España.

Las pequeñas televisiones piden que se establezcan ciertas restricciones para poder sobrevivir en un mercado muy concentrado y en el que existen fuertes barreras de entrada. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba