Empresas

El miniordenador sin pantalla ni teclado ya se vende en España

Toshiba presenta un dispositivo que permite trabajar con las manos libres a través de unas gafas inteligentes con reconocimiento de voz y realidad aumentada

¿Es un disco duro? ¿Es una batería portátil? No, es un miniordenador bautizado como dynaEdge. Toshiba se mete de lleno con el en una nueva línea de equipos con los que quiere atacar sectores en los que, entre otras cosas, es necesario que el trabajador tenga las manos libres. Un mercado que generará entre 400 y 500 millones de euros en los próximos tres años, según la compañía.

El equipo no lleva pantalla, teclado, ni ratón, pero cuenta con todas estas funciones. ¿Cómo? A través de unas gafas virtuales conectadas por cable al equipo.

En el lateral de las mismas va anclado un pequeño brazo articulado con un visor a través del cual se ve el escritorio de Windows 10 Pro, sistema operativo con el que funciona. En el lateral de este elemento se ha habilitado una pequeña superficie plana, a modo de alfombrilla de ratón, que genera un puntero en la pantalla cuando el usuario desliza en cualquier dirección un dedo sobre la misma.

Las gafas llevan una cámara y un micrófono con reconocimiento de voz. Basta con pronunciar las palabras deseadas y estas aparecerán reflejadas en un documento de Word, Excel, en el buscador de Google...

Hasta ahora hemos visto cómo se ha solucionado el problema de la pantalla y el ratón pero, ¿qué hay del teclado? La papeleta se ha solventado con el uso de reconocimiento de voz. Basta con pronunciar las palabras deseadas al micrófono que lleva integrado y estas aparecerán reflejadas en un documento de Word, en una hoja de Excel, en el buscador de Google...

Hemos comentado que las gafas del dynaEdge -ojo, también se comercializa sin ellas, más adelante veremos para qué se puede utilizar sin ellas- llevan instaladas una cámara. Este elemento, en combinación con sistemas de Inteligencia Artificial, es capaz de identificar automáticamente a personas para que el usuario actúe en consecuencia.

Pensemos en un campo de fútbol. De un total de 100.000 personas que deben acceder al mismo, hay diez que tienen prohibida su entrada por su mal comportamiento. Si el personal de seguridad trabaja en las puertas de entrada con las gafas del dynaEdge, en el momento en el que alguna de estas personas trate de acceder saltarán las alarmas.

Gafas de realidad aumentada del miniordenador dynaEdge
Gafas de realidad aumentada del miniordenador dynaEdge

El proceso es sencillo. La cámara realiza instantáneas automáticamente de todos los rostros de las personas que entran por los tornos, las envía al miniordenador -van conectadas al mismo con un cable- y este manda la imagen a la nube -lleva 4G, Wifi, GPS y Bluetooth-. La imagen se compara con las de los sujetos que no deben entrar al recinto y si hay coincidencia, se avisa al usuario para que impida su entrada. Desde Toshiba aseguran que la Policía, la Guardia Civil y en general los cuerpos de seguridad son sectores a los que el dynaEdge puede ayudar mucho.

Este no es el único caso práctico. También están diseñadas para personal de cadenas de montaje. Un operario que tenga dudas sobre cómo se debe instalar una puerta en un coche podrá ver a través de las gafas y mediante realidad aumentada un plano animado para saber cómo insertar las piezas.

Miniordenador dynaEdge
Miniordenador dynaEdge

Una vez acabado el montaje, podrá registrar su trabajo desde las propias gafas, sin necesidad de desplazarse hasta un ordenador tradicional. Desde Toshiba aseguran que las aplicaciones son "tantas como imaginación tenga la empresa". La compañía, además, asesora y ayuda a desarrollar cualquier aplicación específica que se le ocurra a las empresas para mejorar su negocio.

El dispositivo

Como comentábamos al principio, el dispositivo es del tamaño de un disco duro. Lleva lector para identificación mediante huella dactilar, un puerto USB de tipo C y un pequeño joystick que sirve para moverse por aplicaciones sin necesidad de utilizar las gafas.

Una de las aplicaciones para las que el fabricante japonés ve salida al dynaEdge sin el uso de las mismas son las pantallas de información de las estaciones de tren o aeropuertos de Aena o Renfe.

El equipo puede esconderse fácilmente detrás de ellas. Hasta ahora estos sistemas funcionan con ordenadores clásicos que se esconden en las columnas más cercanas a la pantalla. El equipo permitiría conectarse a distancia y realizar cualquier gestión en cuestión de segundos.

dynaedge-dimensions
dynaedge-dimensions

Ficha técnica

  • Memoria RAM, de 4 a 16GB
  • Memoria ROM, de 128 a 512GB
  • Procesador, desde Pentium a M7
  • Precio: 999 euros aproximadamente en la versión más potente y con las gafas
  • Precio equipo básico sin gafas: 700 euros aproximadamente
  • Conectividad: Wifi, 4G, GPS, Bluetooth, puerto USB normal y puerto USB tipo C



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba