Empresas

Aceptar un Madrid-Barça de ‘resaca’…y otros esfuerzos de La Liga para ser la número uno

La política de "saneamiento" de los clubes y la venta centralizada de los derechos televisivos han 'lanzado' a La Liga en la carrera contra la hegemonía de la Premier League inglesa a nivel mundial

Javier Tebas, presidente de la La Liga Española de Fútbol.
Javier Tebas, presidente de la La Liga Española de Fútbol.

Levantarse temprano hoy para poder decidir cuando levantarse mañana. Ese es el planteamiento de La Liga Española de Fútbol detrás de poner por primera vez un clásico entre el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona en el atípico horario de la una de la tarde de un sábado. Un esfuerzo más en la dirección de conquistar el prime time del cada vez más apetitoso mercado asiático y arrebatarle la hegemonía económica a la Premier League inglesa, que todavía se encuentra muy por encima de la española. Pero ojo, que quien siembra, cosecha, y La Liga, con sus luces y sombras, lleva ya tiempo haciéndolo.

"Plan de Saneamiento"

Hace tan solo cinco años, el futbol español solo pensaba en sobrevivir. “De los 42 clubes de primera y segunda, 23 estaban o habían estado en concurso de acreedores. El incumplimiento de pagos era generalizado, no había credibilidad como sector frente al resto de agentes con los que nos relacionábamos. Teníamos que hacer un cambio, y empezamos a trabajar en un nuevo control económico”, explica Javier Gómez, director corporativo de La Liga y número dos del presidente, Javier Tebas.

Las autoridades impusieron así “un plan de saneamiento a priori” o límite de gasto al inicio de cada temporada que, acompañado de un régimen sancionador, obligaría a las instituciones deportivas a gastar en adelante menos de lo que ingresaban. Y en seis años, el conjunto de clubes al margen del Real Madrid y el Barcelona pasaron de tener 210 millones de pérdidas a casi 200 millones en beneficios antes de impuestos en la última temporada. Esta temporada, asimismo, La Liga es noticia no solo por ser la que más ha ingresado de las grandes por traspasos de jugadores (más de 650 millones) sino por ser la única de las cinco que ha ingresado más que lo que ha gastado por transferencias de futbolistas: en torno a cien millones de beneficios.

La auditora Deloitte sitúa a la liga española como la tercera en facturación (por detrás de la inglesa y la alemana) pero primera en ritmo de crecimiento

La mejora, incluso, está revirtiendo en las arcas del Estado: “En el año 2013, representábamos el 0,73% del PIB, este año casi duplicaremos ese impacto. En la temporada 2012 pagábamos 800 millones en impuestos directos; la pasada temporada, 1.200, y esperamos que en tres años sean 1.500”, asegura Gómez, que a propósito de los recientes casos de fraude de futbolistas y clubes, reclama "reducir las inseguridades jurídicas" ("no puede ser es que alguien tenga una inspección de Hacienda hace unos años, pase la inspección sin problema y luego a la siguiente inspección tenga problemas por cosas que le habían dado por buenas") y “un tratamiento fiscal equivalente al de las demás ligas europeas”. “Si tú dices que todo es rendimiento del trabajo del jugador, y puesto que los tipos marginales del jugador son del 48 e incluso el 52%, el coste de contratar a un jugador en España es el doble que en la Premier, donde solo una parte es vista como rendimiento del futbolista”, incide.

Al margen de esto último, en cualquier caso, la auditora Deloitte sitúa en su Annual Review of Football Finance 2017 a la española como la tercera en facturación (por detrás de la inglesa y la alemana) pero primera en ritmo de crecimiento: en la temporada 2015-2016, los ingresos de los clubes españoles crecieron un 19% frente al 10,5% de los ingleses y el 13% de los alemanes.

Centralización de derechos televisivos

Una escalada en la que mucho parece tener que ver otro de los grandes hitos de la evolución financiera de La Liga: la venta centralizada de los derechos televisivos del fútbol en 2015 tras años de peleas entre los clubes por vender sus derechos por separado.

En concreto, el 67% del crecimiento de los ingresos en la 2015-2016 vino dado por el aumento de la facturación por retransmisiones, que subió en 257 millones de euros (hasta un total de 1.200). En la 2016-2017, la tendencia se ha mantenido hasta el punto de que La Liga habría alcanzado los 1.400 millones, superando en facturación total a la liga alemana hasta que esta renueve su contrato televisivo. Con todo, aún seguiría lejos de la Premier, que continuaría casi duplicándole en volumen de negocio, a falta de conocerse aún el impacto que tendrá el brexit en el futuro.

“El reto es alcanzar a la Premier League inglesa. Los clubes españoles ganan la mayoría de los torneos europeos pero la marca Premier está por encima de nuestros ingresos. Es lógico, llevan ya 25 años trabajando su marca como conjunto en el plano internacional. Nuestro reto es que las distancias se vayan reduciendo intentando evitar que la Premier se convierta en la NBA del fútbol y se acabe llevando los mejores jugadores”, incide Gómez, que además fija el horizonte para los próximos tres años.

“Nuestra aspiración es que el nuevo contrato televisivo sea de 2.300 millones. Es cierto que los actuales operadores (Movistar, Vodafone y Orange) dicen que no les sale rentable pero no he conocido a un operador que lo diga. Según las encuestas que barajamos, más del 70% de los consumidores de televisión de pago se cambiarían de operador si no dieran el futbol”, apunta el director corporativo, sin que fuentes cercanas a él desmientan la información publicada por El Confidencial sobre la posible irrupción de Facebook y Amazon en la puja por los nuevos derechos.

Trabajamos para que la producción de un Villarreal-Levante sea la misma que la de un Madrid-Barcelona"

Gómez, en cualquier caso, destaca la alianza que La Liga ha sellado con Microsoft para que “nuestros más de 1.600 millones de seguidores en redes sociales puedan acceder a contenido personalizado (La Liga es la competición con más seguidores y que más creció en este sentido la temporada pasada, con un 10% de subida)” y asegura que aspira a renovar al alza el contrato televisivo porque “estamos mejorando el producto cuidando la iluminación, el césped, el tiro de cámara y apostando por un equipo de Big Data en la gestión de información… Somos pioneros también en cuidar el 4K igual que el HD, tendremos esta temporada nueve estadios con cámaras aéreas (una cota más alta que la de cualquier otra liga) y apostaremos cada vez más por las cámaras 360 grados. Trabajamos para que la producción de un Villarreal-Levante sea la misma que la de un Madrid-Barcelona”.

La 'sombra' de la Premier

Aún así, prueba de que a La Liga le queda mucho camino por recorrer en materia del negocio es que la temporada pasada el Everton (sexto de la Premier) cobró más por derechos televisivos que el Real Madrid (campeón de la Liga y de Europa).

Mucho tiene que ver con esta potencia económica del fútbol inglés su esfuerzo sostenido en renovar un elemento clave del producto televisivo: los estadios. Los no hace mucho inaugurados Etihad Stadium del Manchester City (2002), Emirates Stadium del Arsenal (en 2006) y el reinaugurado Wembley de Londres (2007), han impulsado una parrilla de partidos con estadios de gran acústica que lucen cada vez más llenos gracias, además, a la política de precios “populares” que la Premier se puede permitir desde hace unos años. Sin ir más lejos, en las últimos dos temporadas el precio medio de los tickets (sin contar los VIP) fue de alrededor de 40 euros y el aforo medio de los partidos alcanzó el 96%, lo que multiplica los ingresos por 'match day' (en día de partido).

En La Liga, donde el aforo medio de la primera división ronda el 75% con una media de precios de acceso en torno a los 70 euros, no se plantean bajar los precios de las entradas pero sí mejorar el producto. “Nosotros no lo enfocamos por la parte de lo que los aficionados pagan sino por lo que reciben. Hay que darles más experiencia para que su satisfacción suba. La afluencia a los estadios está creciendo (la temporada pasada creció más de un 1%, y la anterior había subido un 2%) aunque hay que seguir mejorando”, reconoce Gómez.

“Asesoramos a los clubes sobre qué servicios deben ofrecer a los aficionados para mejorar su experiencia y el nivel de afluencia, lo que redundará en mayores ingresos para ellos, y a la vez procuramos que la financiación de esas obras no sea un problema, centrándonos en los clubes más pequeños. Las mejoras de calefacción del Numancia o la remodelación del Levante son algunos ejemplos”, que se añaden a las apuestas de los clubes más fuertes como el recientemente inaugurado Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, o el Nuevo San Mamés del Athletic de Bilbao.

El peso del Madrid y el Barça

Esta línea de mejora del producto de La Liga se ve complementada por el nuevo reparto de los derechos audiovisuales lanzado en el año 2015, el cual apunta a equilibrar las finanzas de los clubes reduciendo aproximadamente de 7 a 3,5 el múltiplo que separa al que más cobra del que menos. Así pues, el Espanyol pasó de recibir cerca de 23 millones en la 2014-2015 a casi 50 en las 2016-2017, mientras el Barça, en el mismo período, creció aproximadamente de 140 a 150.

“Se trata de evitar que una secuela del producto de La Liga, como es el “Clásico” entre Real Madrid y Barça, supere al propio producto que es la competición”, señala el Director de Palco 23 (medio especializado en finanzas deportivas), Marc Menchén. El reparto, en tanto, premia a aquellos clubes que lo hagan bien no solo dentro del campo (resultados deportivos) sino también fuera (% de aforo que consigan), aunque hay quien dice que debería ser más equitativo, como el Premier, donde el que más cobra ‘solo’ recibe 1,5 veces lo que el que menos.

“Tenemos menos importes de televisión que la Premier y para seguir creciendo necesitamos seguir teniendo a los mejores del mundo. En la Liga solo pueden tenerlos el Real Madrid, el Barcelona y ahora está empezando el Atlético de Madrid. La única manera de que puedan competir con la Premier con una tarta de ingresos menor es que tengan más porcentaje. Los clubes han entendido que la proporción de 3,5 es, a día de hoy, es la más aceptable para todos”, explica Gómez.

Expansión global

Paralelamente y también en pos de la expansión global, La Liga ha fichado en el último año a 44 personas encargadas de poner en marcha el proyecto de internacionalización “LaLiga Global Network” con misiones asociadas a “redes sociales, operadores locales, análisis de la competencia, lazos con las federaciones, escuelas y cursos de formación de entrenadores”, en simultáneo al funcionamiento ya de nueve oficinas fuera de España, distribuidas entre Bruselas (Bélgica), Dubái (Emiratos Árabes), Abuja (Nigeria), Johannesburgo (Sudáfrica), Nueva York (EEUU), Singapur, Nueva Delhi (India), Beijing y Shanghai (China).

Diferenciarnos nos cuesta poco, tenemos los mejores jugadores y tenemos que trabajar para que sigan con nosotros y, también, disponemos de los mejores formadores"

Ya la temporada pasada la Liga incrementó sus ingresos internacionales de 538,85 millones a 624,62, aunque el hecho de que más de la mitad de sus oficinas internacionales estén en Asia (dos en China) habla del margen de expansión que la entidad de Javier Tebas ve allí. Por ese continente, La Liga ingresó 120 millones la pasada temporada frente a los más de 210 que obtuvo por América. China, de hecho, ha adquirido los derechos de la Premier a partir de 2019 por 660 millones. No debería sorprender, por tanto, que sea en Asia donde, como apuntan desde Palco 23, “hay grandes esperanzas de renovar contratos de televisión al alza” o, al menos, donde más se apunta a mejorar los actuales números frente a la liga inglesa.

"Diferenciarnos nos cuesta poco, tenemos los mejores jugadores y tenemos que trabajar para que sigan con nosotros y, también, disponemos de los mejores formadores. Tenemos un ejército de gente joven con el título de entrenador más alto que puede haber, lo que nos sirve como punta de lanza para entrar los países y ofrecerles cursos. Por supuesto que, además, estamos trabajando el producto y su interés en él, no es lo mismo un partido con ocho cámaras que con 16. Queremos que cuando se vea un partido de nuestro fútbol, se sepa en el primer segundo que es un partido de la Liga", señala Gómez. Y para que lo vean, lo primero es adaptarse a su horario, en especial al de China, "un mercado muy importante para nosotros". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba