industria alimentaria El socio de bollería y pasta de Mercadona se compromete a acabar con el aceite de palma

Grupo Siro, la empresa palentina interproveedora de Mercadona que ha disparado su facturación de 19 millones a 560 gracias a los valencianos, da un paso al que todavía no se atreven muchos competidores.

Un pasillo de bollería de Mercadona
Un pasillo de bollería de Mercadona EUROPA PRESS

El aceite de palma ya es oficialmente un compuesto proscrito para Grupo Siro, el interproveedor de bollería de Mercadona. De forma indirecta, los supermercados valencianos pueden convertirse en una tienda donde desaparezca, aunque sea en parte, esta grasa saturada cuyo consumo se asocia con subida de colesterol y con problemas cardiovasculares. Hasta ahora, ninguna gran cadena de alimentación se ha comprometido negro sobre blanco a eliminar este producto, presente en miles de referencias tanto de alimentación como de cosmética y que alarga la fecha de caducidad de los productos alimentarios.

Ahora, Siro, que distribuye el 90% de sus 590 millones de euros bajo la marca Hacendado, ha asegurado que "de acuerdo a las tendencias de consumo, desde los diferentes negocios seguiremos profundizando en el desarrollo de soluciones más saludables: con menores niveles de grasa y azúcares, con nuevos cereales y otras materias primas, eliminando la grasa de palma y aditivos, entre otras", asegura Victoriano Romeral, director general del grupo, en su memoria 2016.

Siro no ha concretado si se marca una fecha para eliminar esta nociva grasa

Los palentinos fabrican galletas, pasta, pan de molde, bollería y cereales para el gigante presidido por Juan Roig. A preguntas de este diario, en Siro no han querido concretar cómo se hará este proceso para eliminar el aceite de palma, que actualmente es un ingrediente esencial en una mayoría de los productos envasados que encontramos en nuestros lineales. Mejora la apariencia física, la consistencia y el sabor de los productos, aunque es nocivo para la salud como también ha descubierto la ciencia, además de generar gravísimos problemas medioambientales en los países donde se produce.

Tampoco han dado ninguna fecha tras la cual dejarán de usar este componente. Tan sólo el compromiso, por escrito y en su memoria anual, de hacerlo.

Por su parte, en Mercadona han declinado hacer comentarios sobre el futuro del aceite de palma en sus productos. Desde parte de la distribuición se considera que es un problema que atañe más a la industria que a ellos. Mercadona no concreta las referencias que le fabrica Siro y que podrían incluir aceite de palma. Algunas de ellas han tenido gran éxito comercial e incluso fueron destacadas por Roig en su rueda de prensa anual, como el Muesli Hacendado.

Por otra parte, otros retailers como Eroski han declinado también poner fecha a una eliminación del componente, alegando que no es el único elemento nocivo en la alimentación industrial.

El acuerdo que disparó a Siro

Hay un antes y un después para esta empresa que se marcó en 1998, con el cierre de un acuerdo exclusivo con Mercadona para crecer en volumen a su lado y proveerle de toda una categoría, en este caso bollería. Según Siro, esto supuso "centrarse en su relación con este cliente e incrementar el número de categorías que le suministraba".

Gracias a la positiva evolución de Mercadona, Grupo Siro ha seguido creciendo hasta que el año pasado su facturación cayó un 6%. El cambio de estrategia de Mercadona, buscando incrementar el número de proveedores y quitar algunas referencias a sus interproveedores para buscar fábricas pequeñas más especializadas, le influyó. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba