Elecciones en Cataluña El grupo Oekter tomará el control de Freixenet tras el 21-D

El grupo alemán Oekter, a través de su empresa de bebidas Henkell, prevé hacerse con más del 50% del capital de Freixenet en enero, después de la celebración de las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña. Dependiendo del resultado electoral, la empresa española puede decidir un cambio de sede.

Entrada a Cavas Freixenet.
Entrada a Cavas Freixenet. Efe.

El grupo alemán Oekter, uno de los mayores conglomerados familiares europeos, tiene previsto tomar el control de Freixenet el próximo mes de enero, después de las elecciones del 21 de diciembre que se celebran en Cataluña.

De acuerdo a fuentes conocedoras de las negociaciones, Oekter, a través de su empresa de vinos Henkell, se hará con más del 50% del capital de la empresa española adquiriendo participaciones en manos de los hermanos Bonet Ferrer y de la familia Hevia Ferrer valorando el 100% del capital en 500 millones de euros. José Ferrer, actual primer accionista con el 42%, y también José Luis Bonet, presidente de Freixenet y de la Cámara de España, se mantendrán en el accionariado de la empresa de cavas tras no haber logrado formalizar una oferta competidora a la del grupo alemán.

El primer acercamiento de Oekter a Freixenet tuvo lugar hace más de un año, pero las diferencias entre las familias propietarias de la compañía española y la incertidumbre generada por la crisis institucional en Cataluña ha demorado las negociaciones. Dependiendo del resultado electoral del 21 de diciembre, Freixenet decidirá o no trasladar su sede; una victoria contundente de las fuerzas políticas independentistas llevaría a la empresa a mover su domicilio social y fiscal de Cataluña a otra Comunidad Autónoma española.

Freixenet ingresó en España en su anterior ejercicio 107 millones de euros; 271 millones en la UE; y 151 millones en el resto del mundo

Freixenet, que en 2018 cumple 90 años, emplea a cerca de 2.000 personas. De acuerdo a las últimas cuentas consolidadas de la compañía disponibles en Registro Mercantil, a las que Vozpópuli ha accedido a través de Insight View, del ejercicio fiscal mayo 2015-abril 2016, Freixenet ingresó 529 millones de euros, 26 millones más que en el ejercicio anterior. La empresa registró un beneficio de 2,3 millones, algo superior al del año anterior.

Según las mismas cuentas, Freixenet cerró su anterior ejercicio con una deuda a largo plazo con entidades de crédito de 166,7 millones de euros, y a corto plazo de 157,9 millones. La compañía explicaba que a 30 de abril de 2016 tenía prestados avales ante terceros, principalmente bancos, por importe de 265,9 millones de euros.

En el ejercicio finalizado en abril de 2016, las ventas de cava representaban el 64,3% del total del negocio de la empresa española, y las de vino el 33,4%. En España Freixenet facturó 106,7 millones de euros; en la Unión Europea, 271,3 millones; y en el resto del mundo, 150,9 millones.

Pizza, barcos, bancos...

Oekter, con 125 años de historia, es uno de los mayores grupos familiares europeos, con negocios en distintos sectores como el de la alimentación, la banca, el inmobiliario, o el naviero. El conglomerado familiar alemán emplea a más de 32.000 personas en 415 empresas.

En 2016, según el informe anual que la compañía expone en su web, facturó 11.704 millones de euros, siendo el negocio naviero el que más ingresos genera año tras año a la familia Oekter, más de 5.000 millones, seguido del de la alimentación, más de 3.000 millones.

En España Oekter ya es dueño de una pequeña empresa de cava, Cavas Hill, a través de Henkell, que en su momento perteneció a la familia de José María Ruiz-Mateos. Los Oekter son socios tradicionales de la familia Carceller, siendo propietarios de más del 20% de Grupo Damm. Su empresa química Budenheim cuenta con una fábrica en Zaragoza



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba