Empresas

Las empresas de la exvicepresidenta del Barça, a la quiebra

El grupo Essentium, controlado por la familia Monje, ha sido declarado en concurso de acreedores. La constructora obtiene el 80% de su negocio en Latinoamérica. Las empresas del grupo han aparecido en varios de los grandes casos de corrupción de los últimos años.

Susana Monje, exvicepresidenta del FC Barcelona.
Susana Monje, exvicepresidenta del FC Barcelona. Efe.

El juzgado mercantil número nueve de Madrid ha declarado en concurso de acreedores 24 empresas controladas por Susana Monje, que el pasado mes de noviembre dimitió como vicepresidenta económica del FC Barcelona. Los concursos afectan a las compañías cabeceras del grupo de construcción de la familia Monje, Essentium y Assignia.

El juzgado ha dictado la apertura de la fase de liquidación de las empresas concursadas, menos de Essentium Inversiones, la principal compañía del grupo. En este caso, el juez ha acordado la facultad de intervención de los administradores, los hermanos Susana y Diego Monje Gutiérrez.

El grupo Essentium alcanzó en los últimos años una facturación superior a los 500 millones de euros. El conglomerado de los Monje, empresas de construcción, inmobiliarias, energéticas, registraba el 80% de su negocio en Latinoamérica, principalmente de Venezuela, Brasil, y México. La compra de Constructora Hispánica también impulsó la facturación del grupo.

En 2014 el grupo disparó sus ingresos hasta los 553 millones de euros

Las empresas declaradas en concurso van desde las cabeceras, Essentium Inversiones, Essentium Grupo, Assignia Infraestructuras, hasta sociedades conjuntas. Las concursadas están domiciliadas en diferentes puntos de la geografía española, desde Madrid a Barcelona, pasando por Ciudad Real, Málaga, o Palma de Mallorca.

En octubre de 2009, la familia Monje acordó la adquisición de Constructora Hispánica, la compañía de Alfonso García Pozuelo, prácticamente al mismo tiempo que saltaba la implicación de la misma en el caso Gurtel. Para Essentium la compra del grupo de García Pozuelo, con medio siglo de vida, fue un importante salto hacia delante en el negocio de la construcción y las concesiones, y rebautizó a Constructora Hispánica como Assignia.

Las últimas cuentas consolidadas disponibles en Registro Mercantil de Essentium Inversiones, a las que Vozpópuli ha accedido a través de Insight View, son del año 2014. En ellas ya aparecen poderosas incertidumbres que hacían presagiar la declaración final de concurso de acreedores. 

Según dichas cuentas, Essentium Inversiones ingresó 553 millones de euros en 2014,69 millones más que un año antes. A pesar del incremento del negocio del grupo, el auditor del ejercicio, BDO, apuntaba varias advertencias sobre las cuentas. Como que determinadas sociedades del grupo no cumplían las condiciones de financiación acordadas con los bancos acreedores; o tasaciones inmobiliarias anotadas en las cuentas que no se correspondían con valoraciones de expertos independientes; o falta de evidencia sobre la valoración de alguna firma dependiente.

La compra de Constructora Hispánica por parte de Essentium implicó la presencia del grupo de la familia Monje en las crónicas sobre el caso Gurtel. Pero la constructora ha seguido apareciendo en los últimos años en otros casos de presunta corrupción, el último en la Operación Lezo.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba