Caso Bankia

El director de Iberdrola: "No me consta que llamase el Gobierno para invertir en Bankia"

El testigo clave del juicio Iberdrola-Bankia, el director financiero de la eléctrica, defiende que no hubo llamadas de Elena Salgado o José Manuel Campa para acudir a la salida a bolsa de Bankia. Al menos a él "no me constan". Al directivo le decepcionó la poca demanda que tuvo la operación de julio de 2011.

Sede de Iberdrola.
Sede de Iberdrola.

"¿Hubo llamadas del Gobierno para que Iberdrola invirtiera en Bankia?". "A mí no. No me consta que llamase nadie. No me consta que hubiera llamadas". Así ha afrontado el director financiero de Iberdrola, José Sáinz Armada, la pregunta del millón en el juicio Iberdrola-Bankia, en el que la eléctrica reclama la devolución de 12 millones por su inversión en la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de julio de 2011.

El director financiero de la eléctrica ha hecho estas afirmaciones, en calidad de testigo, a pesar de lo que figura en documentos internos de la empresa de junio y julio de 2011. En ellos se advierte de una "petición expresa" del Gobierno para invertir en la salida a bolsa de Bankia. Además del abogado de Bankia, también le ha preguntado por esta cuestión el magistrado, quien ha querido saber si no hubo ni una sugerencia gubernamental, a lo que Sáinz Armada ha respondido que "no".

Otra de las preguntas clave del interrogatorio ha sido si a Iberdrola le parecía tan "atractiva" la inversión en Bankia, por qué vendió el 70% de los 70 millones en las semanas posteriores a la OPS y por qué contrató un derivado para protegerse de las pérdidas.

El directivo de Iberdrola ha comenzado abordando esta cuestión por encima, dando a entender que fue la decisión de un equipo distinto del que analizó la OPS, y que no tuvo nada que ver. Sin embargo, ante las reiteradas preguntas del abogado de Bankia y el juez ha tenido que aclarar que "en contra de lo que esperábamos, la colocación no había tenido éxito. No se colocó como se esperaba".

Baja demanda

Es decir, cuando concluyó la salida a bolsa, saltaron las alarmas dentro de Iberdrola, por la baja demanda de inversores internacionales y porque a los pocos días la sociedad de valores de Bankia tenía mucha influencia en la compraventa de valores en el mercado. "Teníamos el riesgo de que si las acciones se desplomaban, íbamos a perder más de lo previsto", expuso Sáinz Armada. Para uno de los peritos de Bankia, Rubén Manso, no fue "consistente que Iberdrola vendiera tan rápido".  

Junto a estas afirmaciones, el director financiero de Iberdrola ha lanzado los mismos mensajes que el director de riesgos, que declaró el jueves: la eléctrica no tuvo información adicional para tomar su decisión de inversión, sino que lo hizo con la misma que los pequeños inversores; y que confiaba en las cuentas de Bankia porque estaban auditadas y supervisadas por el Banco de España.

Iberdrola empezó a vender acciones al poco de la salida a bolsa porque "no salió como esperábamos"

El interrogatorio del abogado de Bankia, de Cuatrecasas (Jorge Capell), a Sáinz Armada ha vivido momentos tensos. Así, preguntado por inversiones de Iberdrola más allá del sector energético más allá de Bankia, el directivo señaló que "Telefónica no es una eléctrica que yo sepa".

El perito Manso, por su parte, ha intentado arrojar dudas sobre la posible información extra que pudo haber tenido Iberdrola: "En el mercado toda empresa que quiera vender responde a las preguntas que le haga un inversor".

Conclusiones

En el turno de conclusiones, la abogada de Iberdrola, Cristina Coto, de CMS, ha defendido que la eléctrica invirtió de forma engañosa en "un banco en quiebra técnica". Ha calificado las presiones gubernamentales como "una tontería", recordando la declaración de los directivos de la empresa sosteniendo que "se invirtió en Bankia por expectativas de rentabilidad". Además, ha apuntado que en las dos primeras ventas de acciones, Iberdrola ganó dinero, porque "se trata de eso, en bolsa se intenta ganar dinero".

Por su parte, el letrado de Bankia, Capell, ha argumentado que el folleto "no fue una parte esencial de la toma de decisión de Iberdrola", que según "documentos internos, lo hizo por motivos no económicos". Para Capell, esto se demuestra en que no puso condiciones de precio en el libro de órdenes de la salida a bolsa, "le daba igual el precio al que comprar". "Iberdrola decidió apoyar Bankia por el carácter sistémico y por beneficiarse en su financiación", expone el abogado.

El letrado de Bankia ha lanzado dos dardos contra la eléctrica. El primero, corrigió a Sáinz Armada cuando dijo que Iberdrola tenía financiación por 300 millones de Bankia, "cuando eran 800 millones. "Ellos sabrán por qué no han dicho la verdad", expone Capell. Además, se ha referido a la salida a bolsa de Iberdrola Renovables, que luego recompró la eléctrica. "Sacó a bolsa Renovables y luego lo recompró con plusvalías, y nadie piensa que estafó a sus accionistas", apunta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba