Youtube

¿Cuánto tributa un Youtuber?

Como cualquier trabajador, quienes se dedican a publicar vídeos en Youtube están obligados a pagar impuestos

El canal de Aitana&Compañía
El canal de Aitana&Compañía

Al principio todo es casi un juego. Grabar un vídeo, subirlo a Youtube, compartirlo con amigos... Hasta que la cosa se va de las manos y se empieza a cobrar por ello.

Hoy en día ser youtuber es el anhelo de todo crío. Ni bombero ni futbolista ni actor. Quieren ser youtubers. Y los hay de muchos tipos. Con muchos seguidores, con pocos, amables, controvertidos, rancios y divertidos. Los hay dedicados al sector de los videojuegos. Al de la moda. Al deporte y a la cocina. Hay niños youtubers, y también abuelas...

Para algunos se ha convertido en una profesión. Un momento. ¿Una profesión? ¿Deben entonces pagar impuestos y tributar como cualquier hijo de vecino que tenga rendimientos? Así es.

"Hasta ahora ser youtuber era un juego y no se tenía conciencia de los ingresos que se generaban pero cada vez es un mundo más profesionalizado. En función de los ingresos que se perciban, existen dos fórmulas de tributación, o hacerse autónomo o crear una sociedad", explican Donna Alcalá y Mercedes González, del departamento legal de la firma Emindset Law Spain, despacho de abogados especializado en nuevas tecnologías, que lleva la tributación de relevantes youtubers españoles.

¿Cuándo tributar?

La obligatoriedad o no de que un youtuber tribute está básicamente ceñida a la cantidad de ingresos que genere o en si estamos hablando de que es una profesión y no algo esporádico, una afición.

Los ingresos percibidos son abonados directamente por Youtube, que establece una cantidad en función de las reproducciones que tenga cada vídeo y la publicidad que se inserte en el mismo.

A partir de 12.500 euros, lo que compensa es dejar de ser autónomo y apostar por crear una sociedad"

En el caso de que el youtuber en cuestión haga vídeos esporádicos y no ingrese más de 9.000 euros, no tiene obligación de darse de alta en autónomos, siempre y cuando demuestre en la Agencia Tributaria que esos vídeos no son su trabajo, su forma de vida.

Sin embargo, en el caso de que el youtuber en cuestión realice trabajos remunerados de forma periódica, estará obligado a darse de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y a hacerse autónomo. "Si se trata de algo que se hace con regularidad hay obligación de hacerse autónomo y tributar, incluso si sólo se generan 100 euros al mes", aseguran desde el despacho.

Ser autónomo o crear una sociedad

"Hasta 12.500 euros de ingresos aproximadamente un autónomo tributaría un 19%. Con esa misma cantidad de ingresos si formalizase una sociedad tributaría un 15%. Es decir, a partir de 12.500 euros lo que compensa es dejar de ser autónomo y crear una sociedad", aseguran desde Emindset.

Pero las ventajas no son sólo económicas.

"Un youtuber está mejor protegido con una sociedad. En el caso de que ésta quiebre el interesado no responde con su patrimonio personal, sino con el de la sociedad, caso que sí sucede con los autónomos, que en ocasiones pueden llegar a perder hasta su propio piso", aseguran desde el despacho.

Tributar en Andorra

Son varios los youtubers con pingües beneficios que han apostado por tributar en otros países con menos presión fiscal, como Andorra. Es una treta legal como otra cualquiera, pero hay que cumplir algunos requisitos para poder hacerlo.

La principal obligatoriedad que establece la ley española para ello es que el interesado pase más de la mitad del año en el país de tributación, en este caso en Andorra. Es decir, durante al menos 183 días el youtuber debe vivir allí.

Es algo que también hacen algunos deportistas de élite o artistas con altas remuneraciones. Al final, acogerse a la tributación en países con menos impuestos es mejor para sus cuentas.

Newsletter


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba