Empresas

El cierre de las fábricas con el coronavirus recorta un 7,1% el consumo de electricidad

El viento y la lluvia han sido los culpables de que el 48,4% de la producción llegase a través de renovable

Fábrica de Ence en Pontevedra.
Fábrica de Ence en Pontevedra. Efe.

La primera semana completa con el estado de alarma por el coronavirus ha recortado el consumo de electricidad en la Península un 7,1% respecto a la semana anterior. Unos datos que se explican por el cierre de las fábricas y centros de trabajo que compensa, con amplia diferencia, el aumento del consumo en los hogares. 

Según las cifras que maneja Red Eléctrica de España (REE), la demanda alcanzó los 4.344 gigavatios hora (GWh) entre el lunes 16 de marzo y el domingo 22, una cantidad que, a su vez resulta, un 7,2% inferior a la que hubo la misma semana de 2019.

"Grandes sectores de la industria ya han cerrado, incluidas las plantas automotrices más grandes del país, con la caída total de la demanda como resultado", valoran los expertos de Standard & Poor's. "Sin embargo, incluso antes del cierre, ciertos grandes sectores industriales, como metales, productos químicos y automóviles mostraron cifras negativas para febrero, lo que significa que su demanda de energía ha estado en declive durante casi dos años", añaden. 

Por otro lado, el viento y la lluvia han sido los culpables de que el 48,4% de la producción llegase a través de fuentes renovable. Por su parte, un 77,6% de la demanda de electricidad en esta última semana semana se ha cubierto a través de fuentes que no emiten dióxido de carbono. 

"Las renovables cumplen y estamos viendo cómo somos capaces de cubrir mayores porcentajes de la demanda y de integrarlas sin problema", celebra el presidente de la Fundación Renovables, Fernando Ferrando. "Son mensajes de esperanza y de buena gestión por parte del sector eléctrico y de Red Eléctrica", añade el experto. 

Un fin de semana más igualado

La comparativa entre ambas semanas se igualan a la hora de enfrentarse al fin de semana. Unas fechas que, tanto en el estado de alarma como en períodos convencionales, la mayoría de los centros de producción están cerrados y el consumo se concentra en los hogares. 

El sábado 21 de marzo se vivió una caída en la demanda instantánea del 2,7%, hasta los 28.376 megavatios hora (Mwh), poco antes de las 20.40 horas respecto a la misma hora del sábado de la semana anterior, cuando se conocía que el Gobierno decretaba el estado de alarma. Por su parte, el domingo 22 de marzo, en torno a las 21.10 horas, se produjo ese día el pico de demanda, un 0,24 % superior a la del domingo anterior, al situarse en 28.176 MWh a las 21.07 horas.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba