Empresas

El jeque catarí de ECI inicia las gestiones para capitalizar su deuda de 1.000 millones

El Corte Inglés suscribió en 2015 un préstamo por valor de 1.000 millones de euros con una empresa del catarí Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani. La deuda es obligatoriamente convertible en acciones y el prestamista ha iniciado los movimientos necesarios para cerrar esta operación en las próximas semanas

Edificio de El Corte Inglés, en la plaza de Cataluña.
Edificio de El Corte Inglés, en la plaza de Cataluña. Efe.

El jeque catarí Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani pretende cerrar en las próximas semanas la capitalización del préstamo de 1.000 millones de euros que suscribió hace tres años con El Corte Inglés. Según han explicado a Vozpópuli fuentes jurídicas, el empresario ha comenzado a gestionar con sus abogados el cierre de esta operación, que le situará como el tercer accionista de los grandes almacenes, con, como mínimo, el 10% del capital.

Según figura en los registros oficiales de El Corte Inglés, el préstamo fue suscrito el 13 de julio de 2015 entre la compañía entonces presidida por Dimas Gimeno y la sociedad luxemburguesa PrimeFin S.A. La operación ocasionó turbulencias entre sus socios, hasta el punto que Corporación Celsar (9%) la recurrió en los tribunales al considerar que podía implicar administración desleal, corrupción entre particulares y apropiación indebida. Dicha demanda fue desestimada, aunque creó un importante cisma entre la familia Areces y los gestores del grupo.

El contrato rubricado entre las partes contemplaba que la devolución de los 1.000 millones de euros se realizaría en un plazo de 3 años y en acciones procedentes de la autocartera del grupo. A poco menos de un mes de que venza ese plazo, el catarí ha puesto en marcha a sus asesores legales para cerrar la operación, según han explicado a este periódico las citadas fuentes.

El deseo del catarí

Dentro del Consejo de Administración del grupo, se sabe del deseo de este empresario de que El Corte Inglés modernice sus estructuras y adapte su gobierno corporativo a las exigencias de los nuevos tiempos. Entre otras cosas, para evitar que la guerra que libran Dimas Gimeno y sus primas, Marta y Cristina Álvarez Guil –que va para largo- afecte al rumbo de la compañía en el futuro de la misma manera que lo ha hecho en los últimos meses

De hecho, un representante de Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thanisugirió recientemente entre los directivos de la compañía que, en el caso de que esta batalla no termine, exigiría el cobro en efectivo de los intereses que ha generado el préstamo rubricado en 2015. No obstante, fuentes de El Corte Inglés han asegurado a Vozpópuli que finalmente no está previsto que cumpla esta amenaza, que se interpretó como una medida de presión para que cesaran cuanto antes las hostilidades entre los consejeros.

El jeque de la familia Al Thani se convertirá próximamente en una de los socios con mayor voz y voto dentro del grupo.

A este respecto, cabe aclarar que el contrato de este préstamo contemplaba dos opciones en lo que respecta a los intereses. Por un lado, el jeque podía optar por capitalizarlos, al igual que la deuda, lo que elevaría su participación final en El Corte Inglés al 12,25%. Por otro, tenía la posibilidad de reclamar 225 millones de euros en efectivo que El Corte Inglés se comprometió a contabilizar en tres partidas presupuestarias de 75 millones.

Sea como fuere, el jeque de la familia Al Thani se convertirá próximamente en una de los socios con mayor voz y voto dentro del grupo, al aglutinar entre el 10 y el 12,25% de las participaciones. Será el tercer accionista después de tras la Fundación El Corte Inglés (37,39%)Cartera de Valores IASA (22,18%). Es decir, las dos sociedades que abarcan la herencia de los dos grandes patrones de la historia de la empresa: Ramón Areces e Isidoro Álvarez.

Emisión de bonos

Esta operación financiera no es la única que está pendiente de resolución en El Corte Inglés. En los próximos meses, se espera que la compañía lance una emisión de bonos, por valor de 1.200 millones de euros, que servirá para cerrar su último proceso de refinanciación. Este movimiento se realizará varios meses más tarde de lo previsto debido a los problemas que han existido entre los administradores del grupo.

Por otra parte, la empresa espera que su nuevo presidente, Jesús Nuño de la Rosa, presente ante el Consejo de Administración sus planes para con El Corte Inglés, algo que se materializará antes de la Junta General de Accionistas.

Mientras tanto, se mira con preocupación al frente judicial abierto por Dimas Gimeno para tratar que su cese sea declarado ilegal por los tribunales. El expresidente también ha amenazado con interponer una querella contra el grupo ante las supuestas irregularidades que se han producido en la gestión de determinadas áreas durante los últimos años, como la de seguridad.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba