Crisis bancaria

La banca española recorta en 4.000 millones los costes de personal durante la crisis

El gasto de la banca en la plantilla en España ha pasado de 17.900 millones en 2008 a 13.900 millones a final del año pasado, un 22% menos

Banco de España
Banco de España Tere García

Los ERE y las fusiones han servido para que los bancos se ahorren 4.000 millones en su principal gasto: el personal. El coste laboral de las entidades financieras se ha reducido de 17.900 millones en 2008 a 13.934 millones a finales de 2017, un 22% menos, según datos del Banco de España.

En el mismo periodo, el número de empleados de la banca se ha recortado en más de un tercio. Con los últimos datos, de 2016, el recorte en la plantilla de las entidades es del 30,1%, pasando de 278.301 trabajadores en 2008 a 194.283 hace algo más de un año: 84.000 menos.

Esta tendencia continuó durante el año pasado, con recortes en las principales entidades: BBVA redujo su plantilla en 867 trabajadores; Santander y Popular negociaron un nuevo ERE que se está ejecutando ahora; CaixaBank bajó su plantilla en 400 empleados; Sabadell, en 350; y hubo procesos de bajas en Ibercaja y Liberbank, entre otros grupos.

Los bancos han usado estos recortes de gastos para compensar el desplome de los ingresos, por la crisis y la caída del euribor a mínimos históricos; y por el repunte de las provisiones para tapar el agujero inmobiliario entre 2008-14. Sólo durante estos años, las provisiones y otros impactos se dispararon en el sector hasta casi 300.000 millones.

Sequía de ingresos

Mientras, el margen de intereses (diferencia de lo que cobran los bancos por los créditos menos lo que pagan por los depósitos) se ha desplomado un 46% desde el máximo histórico, de 2009. Ese año, las entidades recaudaron 43.000 millones. En 2017, 23.225 millones, los menores ingresos financieros desde 2002.

La paradoja, es que el recorte de gastos de personal no ha ido acompañada de una reducción similar en el resto de costes: inmuebles, informática y otros. Estos se han ido incrementando año a año durante la crisis por la digitalización. En 2008 ascendían a 11.600 millones, y a finales del año pasado, 12.700 millones.

Los ingresos financieros se han desplomado un 46% durante la crisis y tocaron en 2017 mínimos de quince años

La previsión en el sector es que está tendencia siga en la misma línea: salida de empleados, sobre todo de la red, y mayor inversión en digitalización

Con todo esto, la banca española registró en 2017 su tercer peor resultado de la historia, con unas pérdidas acumuladas de 3.919 millones. Aun así, el factor determinante fue la caída de Popular, que perdió 13.560 millones el año pasado. Sin estos números rojos, la banca hubiera ganado 9.640 millones, lo que hubiera supuesto el mayor beneficio desde 2010.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba