Energía

Nadal complica a Repsol la venta del 20% de Gas Natural: el precio se desploma 500 millones

La incertidumbre generada por los recortes a las retribuciones del sistema gasista que estudia el Gobierno ha provocado notables descensos en la cotización de Gas Natural, un factor que cambia el paso en la operación de salida de su capital por parte de Repsol

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal EFE

El terremoto generado por el recorte a la retribución de las empresas energéticas por su actividad gasista que está preparando el Ministerio de Energía tiene su derivada corporativa en una de las operaciones más esperadas del sector: la venta por parte de Repsol del 20% de Gas Natural que aún mantiene en su cartera. En cuestión de dos semanas, el precio de esta participación se ha depreciado en torno a los 500 millones de euros. Aunque la petrolera no se ha fijado una fecha concreta para llevar a cabo la desinversión, el notable retroceso de la gasista en Bolsa supone un serio contratiempo para la transacción.

La depreciación de este paquete accionarial no es la única circunstancia que complica la operación. En función de la cuantía definitiva del recorte, en el caso de que el ministro Álvaro Nadal consiga sacarlo adelante en el Parlamento, el impacto negativo que tendría en Gas Natural, como uno de los operadores dominantes del mercado, reduciría su atractivo y obligaría a los potenciales compradores del 20% en manos de Repsol (que admitió a comienzos de año contactos con el fondo CVC) a revisar sus números.

Las noticias en torno a los planes del Ejecutivo para reducir la retribución relacionada con la actividad gasista han llegado en un momento particularmente delicado, toda vez que a la futura salida de Repsol del capital de Gas Natural se suma la anunciada revisión del plan estratégico de ésta y el más que posible relevo de su consejero delegado, Rafael Villaseca. Una serie de factores que han añadido incertidumbre entre los inversores, que no han dudado en deshacer posiciones en el sector durante las últimas sesiones bursátiles.

Ante el revuelo levantado en las últimas horas, el Ministerio de Energía ha puntualizado, a través del secretario de Estado, David Navia, que el Gobierno no maneja cifras del calibre de las publicadas en los medios de comunicación, que llegaban a situar la cuantía de los recortes por encima de 700 millones de euros en total.

Navia aclaró que la intención del Ejecutivo es estudiar en qué puntos los incentivos pueden ser excesivos o insuficiente para proceder a su ajuste. En cualquier caso, el número dos del Ministerio de Energía ha afirmado que el Gobierno aún tiene que estudiar los números por lo que no ha hecho llegar al resto de partidos políticos cifras concretas al respecto.

Repsol también cae

Sin embargo, la intención mostrada por el Gobierno ha sido suficiente para provocar alarma entre los inversores, tal y como ocurrió tras el pasado verano, con el célebre informe del banco de inversión Goldman Sachs en el que ya se alertaba de que el Ejecutivo preparaba una revisión de las retribuciones que perciben los grupos energéticos. El hecho de que el foco de los recortes se haya ahora centrado en el sector gasista ha vuelto a generar incertidumbre.

El notable descenso de la cotización de Gas Natural, cerca de un 12% en apenas dos semanas, ha tenido también sus consecuencias negativas para Repsol en Bolsa. Sus acciones se han apuntado una caída cercana al 5% en las últimas tres sesiones, con especial incidencia en la sesión de este martes, en la que perdió algo más de un 2%.

Fuentes de la petrolera señalaron que la compañía no tiene un calendario definido para la venta de su participación en Gas Natural, por lo que los vaivenes de la cotización en estos momentos no alteran los planes de Repsol.

Sin apoyos políticos

Gas Natural presentará sus resultados anuales la próxima semana y hará lo propio con la revisión de su plan estratégico hasta 2020 a finales de febrero. Dos hitos a tener en cuenta para la futura evolución de su cotización y un posible impacto de los planes del Gobierno.

En cualquier caso, el ministro Nadal no tendrá sencillo sacar adelante los recortes de las retribuciones a la actividad gasista, ya que precisa del apoyo del PSOE en el Congreso, que a día de hoy no tiene. Incluso en el plano interno tampoco será fácil ya que la normativa en la que pretende introducir los recortes está relacionada con los planes contra de la sequía y está siendo pilotada por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, cuyas relaciones con Energía no son precisamente las mejores.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba