Empresas

Abengoa venderá este año Atlántica Yield y México para no ser devorada por la deuda

El grupo prevé alcanzar una cifra de negocio anual de hasta 3.000 millones de euros limitando su negocio a cuatro áreas. A precios actuales de mercado, el valor del 41% de Abengoa en la estadounidense Atlantica Yield es de unos 857 millones de dólares.

Planta de Solana, de Atlantica Yield, en Estados Unidos.
Planta de Solana, de Atlantica Yield, en Estados Unidos. Abengoa.

Abengoa tratará de vender este año sus dos negocios internacionales más valiosos -la participación en la estadounidense Atlantica Yield y el proyecto de cogeneración A3T en México- para reducir deuda y evitar el pago de los desorbitados intereses que los fondos de inversión, apoyados por Santander, han pactado cobrar a cambio de inyectar más de 1.000 millones en la compañía evitando así su liquidación.

De acuerdo a fuentes cercanas a la multinacional sevillana, la venta del 41,48% de Atlantica Yield se hará en bloque a un único comprador. En la actualidad el valor de la empresa estadounidense de Abengoa supera los 2.000 millones de dólares, con lo que la participación de la española ronda los 857 millones (Atlantica Yield cotiza por encima de los 20 dólares por título). La compañía española pretende alcanzar un precio de venta cercano a los 1.000 millones de dólares ofreciendo al comprador la posibilidad de controlar el consejo de administración de Atlantica Yield con ese 41,48% del capital.

Abengoa también tiene previsto desprenderse de líneas de transmisión en Brasil, y activos en India, Ghana, y Magreb

Abengoa sacó a cotizar Atlantica Yield (antes Abengoa Yield) en el año 2014 en el mercado estadounidense Nasdaq. Desde entonces el grupo español ha nutrido a su filial de algunos de sus mejores activos, como las plantas en Estados Unidos de Arizona y California (Solana y Mojave), con 280 MW de capacidad cada una, siete plantas en España, y otras en México, Uruguay, Sudáfrica, Chile, Perú y Argelia, valorados en unos 1.300 millones de euros.

El otro gran proyecto del que Abengoa tratará de desprenderse este año es la planta de cogeneración A3T de México, de 220 MW. La compañía logró arrancar de los fondos y bancos acreedores en el acuerdo de reestructuración más de 200 millones de euros destinados a la finalización de las obras de dicha planta, valorada en más de 700 millones de euros.

La división mexicana de Abengoa es la única del grupo español que finalmente ha sido declarada en concurso de acreedores. No obstante, la justicia mexicana decidió mantener fuera del concurso dicho activo.

Para acometer la venta de Atlantica Yield y el proyecto A3T de México, Abengoa ha creado vehículos en Luxemburgo que facilitarán la operación. Con estas desinversiones el grupo español podrá devolver gran parte de los 1.170 millones de euros de dinero nuevo aportado por fondos de inversión, también Santander, en el acuerdo de reestructuración. Según las fuentes consultadas, la inyección de esta cantidad ha estado a punto en los últimos meses de fracasar, salvada finalmente gracias al apoyo en la operación del banco presidido por Ana Botín. Pero el precio a pagar por Abengoa es muy elevado, unos intereses anuales del 25% ligada a la aportación de dinero nuevo, por lo que el grupo energético tratará de devolver el préstamo cuanto antes.

Además de estas desinversiones la compañía prevé desprenderse en el corto plazo de su negocio de bioetanol -ya ha acordado la venta de su negocio de bioetanol en Europa al fondo de capital riesgo Trilantic Europe-, así como activos en India, Ghana, y Magreb, según las fuentes consultadas. También se desprenderá de seis líneas de transmisión en construcción en Brasil y de otras nueve construidas en el país.

Ingresos de hasta 3.000 millones

La nueva Abengoa, presidida por Gonzalo Urquijo, tiene por delante la complicada tarea de sobrevivir vendiendo activos para reducir deuda al tiempo que mantiene una estructura que siga generando negocio.El plan de viabilidad de Abengoa contempla una "vuelta a los orígenes" de la compañía, centrada en cuatro áreas de negocio: Energía (renovables); Agua (desaladoras, conducción); Transmisiones (líneas de electricidad, comunicaciones); y Mantenimiento.

Las previsiones de facturación de la nueva Abengoa oscilan entre los 2.500 millones y los 3.000 millones anuales. En los años 2013 y 2014 la multinacional energética superó los 7.000 millones de ingresos. En el ejercicio 2016 Abengoa registró unas pérdidas sin precedentes en la historia empresarial española, 7.629 millones de euros, y una facturación de 1.510 millones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba