Empresas

Ruido de sables en Vodafone: arranca el ERE para despedir a 1 de cada 5 empleados

Rechazo frontal de los sindicatos al plan de Vodafone para eliminar 1.300 empleos, el 21,5% de la plantilla, por las redundancias tras la absorción de ONO y los malos resultados cosechados en los últimos. Las negociaciones se presentan "muy complicadas".

Sede de Vodafone en Madrid.
Sede de Vodafone en Madrid.

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha puesto en marcha Vodafone arrancó este martes con la confrontación total con los tres sindicatos mayoritarios, UGT, CC.OO. y STC. La compañía británica, tras integrar en su estructura a la operadora de cable ONO, tiene previsto desprenderse de uno de cada cinco empleados de su plantilla, según ha informado a los representantes de las fuerzas sindicales.

Son 1.297 los trabajadores que quiere despedir el grupo, que representan el 21,5% de la plantilla total, situada en el entorno de los 6.000 personas.

Los representantes de los trabajadores ya han mostrado su "rechazo frontal" a la propuesta de la empresa y consideran que las negociaciones, iniciadas este martes, van a ser "muy complicadas", pero Vodafone justifica este severo recorte por las redundancias provocadas por la fusión con ONO y por la caída de ingresos y resultado de explotación (ebitda) sufrido por el grupo en los últimos años.

El nuevo ERE se une a los ya realizados por Vodafone (despidió a 620 trabajadores en 2013) y ONO (prescindió de 1.000 empleados en 2009)

"Las causas son organizativas, productivas y económicas", señalan desde Vodafone. Pero desde los sindicatos recuerdan que tanto Vodafone como ONO han realizado importantes ajustes de plantilla en años anteriores.

Concretamente, en 2013, el operador móvil pactó con los sindicatos un ERE que afectó finalmente a 620 trabajadores, cifra que supuso el 14% de su plantilla total,, mientras que la compañía de cable hizo lo propio en 2009 y despidió a casi 1.000 trabajadores.

Así que el proceso negociador arranca esta semana con los ánimos muy caldeados. Se han creado dos mesas negociadoras, una para Vodafone y otra para ONO, formadas por 13 titulares por parte sindical y otros tantos por dirección.

La compañía británica se niega en rotundo, ante más de 25 periodistas, a dar explicación alguna sobre el proceso abierto para despedir a los 1.300 empleados

De los 1.297 trabajadores afectados, el 62% (805 personas) corresponden a ONO y el resto a Vodafone. El sindicato UGT ya fue muy crítico con la propuesta del grupo a finales de julio. "Desde UGT, conforme a lo expresado en otras ocasiones, rechazamos que, una vez más, el instrumento para hacer una compañía competitiva sea la destrucción de empleo, renunciando a la búsqueda de fórmulas alternativas en el ámbito organizativo y de recursos. Cómo organización sindical mayoritaria en estas empresas y en el sector de comunicaciones, no aceptaremos una destrucción de empleo que afecta al 20% de las plantillas. Es necesario, por tanto, buscar un acuerdo en el que prevalezcan medidas que reduzcan significativamente el impacto en el empleo así como la recolocación de los afectados", advirtió el sindicato hace un mes.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba