Jorge Zuloagavozpopuli autores
Jorge Zuloaga

Rescate bancario

El último año en el desierto de Bankia

José Sevilla, consejero delegado de Bankia.
José Sevilla, consejero delegado de Bankia. Efe

"Dios creó el desierto para que el hombre pudiera sonreír al ver las palmeras". Como refleja esta frase de Paulo Coelho, Bankia empieza ya a ver el oasis en el horizonte después de una travesía que se le ha hecho más larga de lo previsto.

La entidad nacionalizada usó por primera vez esta metáfora hace dos años. Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, auguró dos años de travesía por el desierto para todo el sector. Pasados estos dos ejercicios, el panorama es mejor, aunque no para tirar cohetes.

Bankia está en un momento clave en el que el bajo nivel del euribor está desertificando las cuentas de la banca española. Sobre todo las suyas, muy dependientes de las hipotecas 'regaladas' en los años del boom inmobiliario y los bonos con los que Sareb le pagó por sus activos tóxicos, que han llegado ya al 0%.

La esperanza, o el oasis, está en que empieza a haber un cierto consenso de que el euribor ha tocado suelo y debería comenzar a repuntar a partir de los próximos meses. En Bankia incluso esperan que esta tasa pueda dejar el terreno negativo a finales de año.

Nuevo plan

En este entorno, Bankia se enfrenta a tres grandes retos en 2017: anunciar su nuevo plan estratégico, del que ayer lunes dio alguna pista; continuar con su privatización, tras la venta del 7% en diciembre; e integrar BMN con agilidad y acuerdo con los sindicatos, algo de lo que está lejos a día de hoy.

El nuevo plan se conocerá a finales de febrero. Lo presentará Goirigolzarri, que por primera vez no estuvo ayer en la presentación anual de resultados. El banco explicó que es para repartir roles. En cualquier caso al presidente le vendrá bien comparecer ante los medios cuando ha pasado algo más de tiempo de la declaración de Rodrigo Rato en el Congreso.

Bankia se fija el objetivo de lograr una rentabilidad del 10% y ser privada dentro de tres años

El número dos de Bankia, José Sevilla, explicó cuáles serán los pilares del banco en los próximos tres años: dividendo, lograr una rentabilidad del 10% en 2020 y ser privada.

Esto último no depende del banco sino del Gobierno. Aunque hay consenso de que hay que vender paquetes más grandes de aquí en adelante, del 10-20%, y aprovechar las ventanas de oportunidad que surjan. El desierto va quedando poco a poco atrás.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba