Empresas

Ubereats aterrizará en Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza en 2018

Travis Kalanick, ex consejero delegado de Uber
Travis Kalanick, ex consejero delegado de Uber EUROPA PRESS

La compañía Uber expandirá su servicio de reparto de comida a domicilio por España después de cumplir un año operativo en Madrid, y este 2018 tiene previsto llegar a Barcelona, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

Lo ha anunciado a la prensa el responsable de la aplicación Ubereats para España, Manel Pujol, quien ha calificado de "muy positivo" el balance de estos doce primeros meses de actividad, pese a que la firma todavía no da beneficios.

"Nuestro plan de expansión pasa por trabajar con 5.000 restaurantes -actualmente en Madrid colaboran con 800- y ampliar la plantilla hasta 50 profesionales -hoy emplean a 15 personas-", ha detallado Pujol, que no ha dado cifras concretas sobre ingresos, pedidos y repartidores en España.

Unicamente ha explicado que según iba incorporando restaurantes, la actividad de la empresa subió, y aseguran haber triplicado los pedidos en el segundo semestre del año respecto a sus seis primeros meses operativos. Pujol considera que Ubereats debe preocuparse ahora por "crecer" y no por tener beneficios.

Según los responsables de Ubereats, el buen funcionamiento de la aplicación y la existencia en España de un sector de comida a domicilio potente y en desarrollo -estiman que factura anualmente unos 3.500 millones de euros- les han llevado a acelerar su expansión. "La primera será Barcelona, idealmente en el primer trimestre del año", ha revelado Pujol, que espera aterrizar con entre 100 y 150 restaurantes asociados.

En cuanto a la situación del reparto de comida a domicilio en España -controlado por Just Eat y donde también compiten Deliveroo y Glovo-, Ubereats considera que se trata de un mercado "con un tamaño enorme", en el que hay espacio para todos, incluso para nuevos operadores.

Acerca de la polémica sobre la vinculación laboral de las empresas del sector con los repartidores -que trabajan como autónomos-, Pujol ha insistido en que existen diferencias entre cada firma. "En nuestro caso, no exigimos ni un mínimo de horas, ni le decimos a la gente a qué hora tiene que estar conectada. Ellos deciden cuándo encienden nuestra aplicación y hacen trayectos", ha defendido.

De media, los repartidores de Ubereats se conectan entre 15 y 18 horas semanales, según sus propios datos, y la mayoría también colabora con otras compañías. Ubereats ya está presente en una treintena de países y 200 ciudades, y colabora con más de 80.000 restaurantes.

El servicio está disponible únicamente por medio de una aplicación para dispositivos móviles que el usuario debe descargar y a través de la cual hacer un pedido -no existe coste mínimo- al que se le añade un cargo de 2,5 euros por los gastos de envío.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba