taxis

Uber vuelve a Barcelona: empezará a operar en la ciudad en los próximos días

El gigante californiano realiza cursos para reclutar trabajadores y reparte sus manuales en la sede de Yirmi UC Fiesta Omnibus SL, una mercantil creada por Cabify y presidida por Jaime Castellanos

Taxistas de Barcelona realizan una marcha
Taxistas de Barcelona realizan una marcha EFE

Uber vuelve a Barcelona más de 3 años después. La compañía norteamericana ultima los preparativos para volver a lanzar su servicio en la segunda ciudad de España en los próximos días. Lo hará a través de acuerdos con compañías poseedoras de licencias VTC y su intención es abrirse de nuevo camino en una ciudad donde siempre ha anhelado volver a ofrecer su servicio. El comunicado oficial es inminente.

Según ha podido comprobar Vozpópuli, Uber ha iniciado cursos de formación para aprender a utilizar su aplicación a varios grupos de conductores de la capital catalana. Les informa de las normas de comportamiento, de cómo deben actuar ante la clientela, como irán sus ganancias -serán empleados con un sueldo fijo más obtención de bonus-, las calificaciones que les dan los usuarios o cómo funciona la comunidad, tal y como puede verse en la guía del conductor cuya imagen adjuntamos. Para estos cursos, está utilizando las instalaciones de Yirmi UC Fiesta Omnibus, en la calle Miguel Hernández de Hospitalet de Llobregat. Yirmi es una SL que fue creada por los dueños de Cabify en 2015 con el objetivo de tener en ella licencias VTC -las que son obligatorias para operar, competidoras de las licencias de taxis- para posteriormente venderla.

Esta empresa que está colaborando en el reclutamiento de Uber está presidida por Jaime Castellanos, expresidente de Vocento y presidente de Lazard, que adquirió Yirmi en la segunda mitad del año pasado con el objetivo de entrar en el negocio VTC, con un futuro aparentemente lucrativo ante el aluvión de licencias nuevas que ha facilitado la justicia. El 27 de julio pasado Castellanos fue nombrado presidente de Yirmi, un aliado natural de Cabify que sin embargo ahora colabora con Uber. A finales del mes de enero cambió el nombre de su sociedad por el de Moove Cars Sustainable Transport.

A los trabajadores se les exige en las ofertas de trabajo publicadas en la red, que no especifican la empresa para que tienen que trabajar, ser mayores de 26 años, tener 5 años de experiencia con el permiso de conducir y un certificado de penales, entre otras cosas. También aportar su propio traje y corbata. Todo ello por un sueldo de entre 12.000 y 15.000 euros brutos al año. No tener antecedentes penales y hablar castellano. El número de vacantes que se especifican en la oferta es de 1.000 personas.

En 15 días como mucho

Guía del conductor de Uber
Guía del conductor de Uber MARIO MORATALLA

Un portavoz de Uber ha asegurado a este diario que "no es ningún secreto que llevamos tiempo trabando para traer Uber a Barcelona. Sin embargo, aún no tenemos una fecha concreta de lanzamiento". Sin embargo, a algunos conductores se les ha informado de que la intención es empezar a funcionar en la Ciudad Condal en 15 días a lo sumo. Los coches aún no están disponibles pero podrían aparecer en cualquier momento.

Aunque la compañía no confirma nunca el número de vehículos que aporta por ciudad, desde los responsables de reclutamiento se ha asegurado que se tratará de 150 coches, por lo que será necesario contar con unos 300 conductores en dos turnos de 12 horas.

Barcelona será, por tanto, la segunda ciudad de España donde Uber esté presente, después de haber probado la compañía durante varios años el modelo con licencias VTC en Madrid. En la capital catalana se encuentra un mercado de gran potencial, tanto por los clientes locales como sobre todo y especialmente por los muchos millones de extranjeros que visitan la ciudad cada año y que, asegura la compañía, a día de hoy aún se sorprenden de que Uber no esté presente en Barcelona.

Por su parte, Tito Álvarez, portavoz de Elite Taxi, ha dicho a este periódico que "no nos hacemos responsables de lo que pueda ocurrir cuando Uber entre en Barcelona. La entrada de Cabify ha sido dura pero la gente se va a poner muy nerviosa. Nosotros llamaremos a la tranquilidad pero es posible que se acabe liando. Cuando entró Uber en 2014 hicimos dos huelgas en 12 días y ha sido la mayor manifestación que ha habido en 20 años. Uber aquí es la palabra mágica para despertar a la gente y aunque no queramos, no está en nuestras manos".

"Esto no es Madrid y aquí no vamos a mandar un escrito por registro a la administración para que tomen medidas contra sus ilegalidades. Aquí pararemos la ciudad hasta que lo solucionen", confirma el líder taxista.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba