manifestación taxistas Uber y Cabify pasan al ataque contra los taxistas conscientes de su debilidad

Las dos empresas hacen uso de una asociación que está viviendo una efervescencia de nuevos afiliados: Unauto, pese a no salir como miembros en la web del lobbie.

Uber y Cabify pasan al ataque contra los taxistas conscientes de su debilidad
Uber y Cabify pasan al ataque contra los taxistas conscientes de su debilidad EFE

Un conductor de VTC se vanagloriaba este viernes: "Esta semana la mitad de los españoles que aún no conocían a Uber y Cabify nos han conocido. Hemos salido en televisión todas las mañanas, en Espejo Público con Susanna Griso, hemos salido en la radio y nos están preparando un reportaje de TV para este sábado. La demanda ha crecido un 30% desde el martes así que nos ha venido de maravilla".

Este trabajador, que reconoce cobrar apenas 1.000 euros "por 12 horas de trabajo" mientras que los taxistas "ganan 3.000 o 4.000" en Madrid, da unas vueltas indeciso por la M-30 antes de escoger la opción que le pide su cliente, no la que le marcaba la app. Exultante, no tiene dudas en atacar a los taxistas: "ellos quieren un monopolio pero desde hace un año ya no hay monopolio".

En cierto modo, este conductor cuyo nombre no diremos no hace sino trasladar el discurso que las dos principales aplicaciones de vehículos bajo demanda, Uber y Cabify, defienden desde hace unos meses en los que su política de comunicación antes timorata ha cambiado: antes pedían perdón por existir, pero ahora dicen que los taxistas no quieren competencia, ganan mucho dinero y lo quieren todo para ellos. Mediante el sistema de módulos, además, apenas pagan impuestos, aseguran.

Eduardo Martín es el brazo ejecutor de un cambio de comunicación de la defensa al ataque

Tales son los mensajes que viene lanzando desde hace unos meses Eduardo Martín, presidente de la asociación Unauto desde marzo de este mismo año. Este es el lobby en el que Uber y Cabify han cedido su responsabilidad de comunicación y que se ha paseado de forma impenitente por todos los medios. Martín es el brazo ejecutor de un cambio de política que pasó del ataque a la defensa y que ha sido bendecida por las dos grandes empresas de app, que así se mantienen más resguardadas. Unauto defiende sus posturas en los medios, pero curiosamente ni Uber ni Cabify salen como miembros en la web de Unauto. Fuentes próximas a la asociación aseguran que la segunda ya se ha incorporado y la primera lo hará en breve. Se justificaba su no pertenencia con anterioridad en que tanto una como otra no tienen directamente licencias sino que trabajan con compañías de transporte que son las que las tienen. Controlan la comunicación de la empresa sin aparecer de forma oficial entre sus asociados.

Esta cesión de responsabilidad en terceros es marca de la casa. La renuencia a responsabilizarse de las actividades que realizan -alegando ser solo empresas de 'sociedad de la información' cuando hasta el abogado general de la UE considera que son de transporte- es una estrategia que está en el origen tanto de la californiana como de la española controlada por Seaya Ventures (BBVA).

Algunos clientes también perciben esta exención de responsabilidades cuando montan en sus coches negros. Intenten por ejemplo buscar en Madrid la ficha técnica del vehículo -de una empresa de las asociadas a Unauto- para saber más de ellos. En el caso de Uber, no es posible saber la empresa con la que trabaja, ellos son los intermediarios y esconden esta información. Al igual que en Unauto: manejan todo pero sin poseer aparentemente nada.

Ataques al sector

Cabify y Uber, llevan meses o años recibiendo ataques de algunos taxistas y acusaciones de funcionar en la ilegalidad, algo que con el reglamento de transporte en la mano se sostiene difícilmente. Pero desde hace apenas dos o tres meses, coincidiendo con la llegada de Martin a Unauto, las dos empresas de transporte se creen con la fuerza suficiente y sobre todo con el apoyo popular necesario como para no esconder sus argumentos. Saben que el sector del taxi está enfrentado entre sí y dividido en sus propias contradicciones, y creen que la situación actual es propicia para 'venderse' en televisión y donde haga falta.

¿Hay mayoría a favor de liberalizar el transporte urbano? Uber y Cabify lo testan

Sus comunicados son cada vez más contundentes. Envían de forma reiterada en comunicados de prensa imágenes o audios de WhatsApp que supuestamente acreditan o dan testimonio de las agresiones de taxistas a vehículos VTC. En algunos audios de difícil comprobación, supuestos taxistas comentan con toda tranquilidad que se van a ir de 'cacería' de vehículos de Cabify y Uber.

En agresivos comunicados, Unauto surte a los medios de imágenes de presuntos ataques de taxistas

La manifestación de taxistas del pasado martes ha sido muy beneficiosa para la estrategia de los nuevos competidores. Sus informaciones ven claramente una mayoría de la población que está a favor de liberalizar el transporte urbano, tal y como decía un trending topic de Twitter este viernes. Twitter, una red social donde los seguidores de Podemos suelen ser mayoría, apoya a Uber y Cabify mayoritariamente.

Esto indica que buena parte de los ciudadanos, al menos de los tuiteros, no entienden las reivindicaciones taxistas, que se encuentran ahora entre la espada y la pared. En el taxi, la estrategia común es un imposible, porque muchos años y muchas rencillas dividen a la profesión. El tiempo juega a favor de la 'disrupción', y el Gobierno se limita a avisar de que dentro de unos meses habrá aún más competencia pero que ellos no pueden hacer nada.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba