Empresas

El imperio del 'Amancio Ortega astorgano' deja un pufo de más de 30 millones y los inversores huidos

La cadena textil Los Telares, en liquidación, no ha pagado ni el hilo musical contratado en sus tiendas. La plantilla, más de medio millar de personas, trabajó sin cobrar y son los mayores acreedores de la compañía. Dos inversores de origen británico paquistaní han volado.

Manifestación de los trabajadores de Los Telares, en 2015.
Manifestación de los trabajadores de Los Telares, en 2015. Efe.

El mayor concurso culpable declarado en Asturias, el de la cadena textil Los Telares, creada por Julián Rus, se ha saldado con una deuda superior a los 30 millones de euros; una plantilla que llegó a estar formada por más de 600 personas y que accedió a trabajar sin cobrar, sin recibir pagos atrasados; y los presuntos responsables del desaguisado, dos inversores de origen británico paquistaní, huidos.

Julián Rus Cañibano, astorgano, conocido como el 'Amancio Ortega maragato', creó Los Telares en el año 1975. La empresa, con sede en Avilés, llegó a contar con más de un centenar de tiendas repartidas por la geografía española, una plantilla de 750 personas, e ingresos superiores a los 30 millones anuales. Pero tras recibir un préstamo sindicado de 11 millones de euros en 2010, fue declarada en concurso de acreedores a finales de 2012 al no poder cumplir con los requisitos de pago de la deuda.

La administración concursal designada por el juez, el despacho Leopoldo Pons, estimó que el pasivo de la compañía ascendía en 2013 a 35 millones de euros. La deuda con entidades financieras era superior a los 17 millones, y de más de 6 millones con las Administraciones Públicas. La empresa acordó un convenio de pago con los acreedores a principios de 2014, evitando la situación concursal en la que se encontraba, y posteriormente Julián Rus dio entrada en el capital de la firma a supuestos fondos suizos gestionados por los ciudadanos de origen británico paquistaní Zahid Ali Hussain Kasim y Mairaj Taufiq.

"Ha sido una gran estafa", comenta el abogado de uno de los acreedores

La entrada de los inversores extranjeros terminó por apuntalar la crisis de la compañía. "Ha sido una gran estafa, liquidadores profesionales que dicen que compran la empresa, venden todos los activos y se marchan sin pagar las deudas", comenta el abogado de uno de los acreedores de la compañía con el que ha contactado este diario.

Los Telares incumplió el convenio de pago con los acreedores acordado y fue declarada en liquidación en noviembre de 2015, a pesar de que la plantilla accedió a trabajar sin cobrar. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Oviedo ha declarado recientemente el concurso de Los Telares como culpable. El juez absuelve a Julián Rus, pero condena a los dos inversores extranjeros a "abonar la totalidad del déficit concursal, que, salvo error u omisión, asciende a 21,16 millones de euros", y les prohíbe administrar cualquier empresa durante un periodo de diez años.

No obstante, parece complicado que los señores Zahid Ali Hussain Kasim y Mairaj Taufiq se hagan cargo de las deudas: han desaparecido. El juez a cargo del concurso de Los Telares les ha declarado en "situación legal de rebeldía procesal", en "ignorado paradero". "Debían haberse tomado medidas cautelares contra ellos hace tiempo", lamenta el abogado consultado.

Deudas con los trabajadores

El informe de liquidación de la administración concursal de Los Telares presentado el pasado mes de octubre, al que ha accedido este diario, muestra en las frías cifras de los créditos contra la masa -que incluyen los generados por la actividad profesional, los salarios, los costes judiciales...-, el drama que la quiebra de la empresa ha resultado especialmente para los trabajadores. 

En dicho informe de liquidación aparecen los siguientes pagos pendientes a la plantilla: Paga Septiembre 2014, 129.673,74 euros; Paga Octubre 2014, 24.498,64 euros; Paga Diciembre 2014, 393.128,16 euros; Paga Marzo 2015 366.792,46 euros; Nómina Abril 2015, 525.543,92 euros; Paga Verano 2015, 382.710,01 euros; Nómina Mayo 2015, 529.234,98 euros; Nómina Junio 2015, 438.556,84 euros; Nómina Julio 2015, 719.842,97 euros. Y una cantidad total de indemnización debida a trabajadores por importe de 5,6 millones de euros. "El Fogasa se hará cargo de parte de esos pagos debidos", considera el abogado contactado, "pero no de todos, para los trabajadores que llevaran muchos años trabajando en la compañía la quiebra ha debido ser especialmente dura".

En la misma lista de los créditos contra la masa de Los Telares figuran pagos pendientes que suman cientos de miles de euros con la Tesorería General de la Seguridad Social y Administraciones Públicas. También el pago debido a Telefónica The Spot Services, la empresa que colocaba el hilo musical en las tiendas de la compañía, con cuotas debidas del mes de agosto de 2015 de unos 30 euros por establecimiento.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba