Transporte

Talgo se declara virtual ganador del macrocontrato de trenes AVE de Renfe

Talgo se impuso en la oferta técnica mientras que CAF presentó la mejor propuesta económica. Renfe deberá anunciar el ganador definitivo del contrato, valorado en 2.600 millones de euros, en los próximos días.

Trenes AVE en la estación de Sevilla-Santa Justa
Trenes AVE en la estación de Sevilla-Santa Justa SANDRA VALLAURE / FLICKR

Aunque habrá que esperar una confirmación oficial por parte de Renfe, Talgo se ha encargado de autoproclamarse ganador del gran contrato para la fabricación y mantenimiento de hasta 30 trenes de alta velocidad. El fabricante presentó la mejor oferta técnica mientras que su rival CAF hizo lo propio en el apartado económico. Sin embargo, la primera asegura que con las valoraciones en la mano se llevará el concurso.

“De la lectura de las valoraciones se desprende que Talgo sería el virtual ganador del concurso”, aseguró la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que, no obstante, señala que aun no ha obtenido la confirmación oficial de la mesa de contratación de Renfe.

Precisamente, incluso ante de la publicación de este hecho relevante, el mercado ya daba como ganador del proceso a Talgo, toda vez que nada más publicarse las valoraciones los títulos de la compañía se dispararon por encima del 10%, mientras que los de CAF apenas avanzaban un punto porcentual. Tras la comunicación al organismo supervisor, el repunte de Talgo se acercaba al 14%.

Un contrato a 30 años

El denominado contrato ferroviario del siglo contempla la fabricación y suministro de quince nuevos AVE y un pedido adicional de quince trenes más que la operadora irá solicitando por lotes de cinco unidades en función de sus necesidades. También abarca el posterior mantenimiento de los vehículos durante cuarenta años.

Renfe busca un tren que circule a una velocidad de hasta 320 kilómetros por hora y de gran capacidad, esto es, que pueda transportar a un mínimo de 400 viajeros.

La compañía que preside Pablo Vázquez ha elegido este sistema, el que se utiliza en los grandes contratos internacionales, con el fin de garantizar la máxima transparencia y seguridad jurídica a todo el proceso de contratación.

Con esta compra de trenes, Renfe pretende garantizarse una flota suficiente de vehículos para atender el aumento de demanda de viajeros prevista para los próximos años tanto por el aumento de la movilidad como por la puesta en servicio de nuevas líneas AVE.

Proceso dilatado

Renfe asegura que, además de cubrir sus necesidades de flota, este pedido de trenes contribuirá a la recuperación de la economía española, dado que calcula que generará 1.000 nuevos puestos de trabajo, según datos de la empresa que recoge Europa Press.

Además, dinamizará un sector que cuenta con varias fábricas e instalaciones en España que lleva años centrándose en pedidos para el exterior ante la ausencia de demanda nacional.

Renfe resolverá así este histórico contrato un año después de sacarlo a concurso en diciembre de 2015. No obstante, la compañía tuvo que relanzar el proceso en mayo de este año para ajustar los pliegos de contratación a un recurso que presentó Bombardier, que posteriormente quedó descalificada de la puja.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba