la guerra del taxi La violencia contra Uber y Cabify rompe la unión de las asociaciones taxistas

La emisión de un programa televisivo donde un taxista realiza una cacería de conductores por Barcelona cae como una losa en el sector.

Uno de los frames del reportaje, con el líder taxista de Barcelona, Tito
Uno de los frames del reportaje, con el líder taxista de Barcelona, Tito

Ni siquiera el mal momento que vive Uber en todo el mundo tras la dimisión de su segundo este fin de semana y la imposibilidad -por el momento- de hacer rentable la empresa produce la unión del colectivo taxista, compuesto por 70.000 licencias llevadas por autónomos a las que se suman otros 30.000 empleados.

La situación se agrava en los últimos días, en los que después de la manifestación del pasado jueves en Madrid y Barcelona donde los taxistas pidieron más control de las aplicaciones competidoras, este fin de semana ha habido un coche volcado en la Ciudad Condal, pertenciente a Cabify dado que Uber todavía no opera en la ciudad. Ya ese mismo jueves se comprobó el distinto talante de los movimientos en una y otra capital, cuando en Madrid no hubo incidentes mientras que en Barcelona se intentó asaltar el ayuntamiento exigiendo la aparición de la alcaldesa Ada Colau.

Las asociaciones que defienden postulados moderados se han desvinculado de las radicales, principalmente de Elite Taxi, asegurando que "repudian sus métodos" y calificando de "bulos" los mensajes que Elite está lanzando con el objetivo de "causar alarma". Desde la asociación mayoritaria Fedetaxi se ha criticado estas supuestas mentiras de "individuos a título particular".

El programa televisivo

Uno de estos individuos a título particular es Tito Álvarez, líder de Elite Taxi. Precisamente Álvarez es el principal protagonista del capítulo 'La guerra del taxi', realizado por el programa 'En el punto de mira', publicado este martes y en el que el taxista salió realizando una 'batida' por Barcelona en busca y captura de vehículos con licencia VTC. Les acusa de incumplir la ley al esperar a clientes en la calle cuando supuestamente no podrían hacerlo de acuerdo al Reglamento de Ordenación de Transportes Terrestres (ROTT).

El reglamento de transporte deja espacios sin aclarar, como si se pueden captar clientes o no

Esta interpretación es una de las varias que se pueden hacer a tenor del texto legal, aprobado en noviembre de 2015 sobre la bocina de la legislatura por el gobierno de Mariano Rajoy. El PP había prometido a los taxistas una regulación que dificultara el establecimiento de aplicaciones para funcionar con licencias VTC. Sin embargo, una vez aprobado el reglamento de transporte seguían quedando espacios que tal vez deliberadamente no se aclararon. 

Desde la Gremial del Taxi de Madrid se tiene claro que el reglamento no exige la obligación de volver a la base: "Lo no aclarado es si una VTC puede permanecer aparcada de la calle con la app abierta dando su posición y así propiciando la captación de clientes. Si es cerca de hoteles, estaciones o aeropuertos por ejemplo la Comunidad de Madrid ha sacado una resolución que dice, interpretando el ROTT, que no se puede. Pero ello no quiere decir que tenga que volver a la base".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba