Empresas

Slim saca tajada de FCC: se queda con el primer túnel submarino de Latinoamérica, construido por el grupo español

Carlos Slim, presidente de FCC, ha acordado la adquisición a través de una de sus compañías de la participación mayoritaria que la constructora española posee en Concesionaria Túnel de Coatzacoalcos, el primer túnel submarino de Latinoamérica. Se trata de una de las obras más polémicas de México.

Carlos Slim, propietario de FCC.
Carlos Slim, propietario de FCC. Europa Press.

No todo va a ser refinanciar y poner dinero en FCC. Carlos Slim, que se ha hecho con el control de la multinacional española refinanciando su abultada deuda, ha acordado la adquisición de la participación mayoritaria que la constructora propiedad en su día de Esther Koplowitz mantenía en  la sociedad mexicana Concesionaria Túnel de Coatzacoalcos. Se trata del primer túnel submarino de Latinoamérica, cuya construcción se planteó a principios de este siglo y que ha sufrido sobre costes multimillonarios y litigios de todo tipo. El empresario mexicano ha traspasado el control de la polémica obra a una de sus empresas. Un dolor de cabeza para la multinacional española que una vez construido pasa a manos de una de las sociedades de la primera fortuna latinoamericana por 66 millones de euros.

El túnel sumergido de Coatzacoalcos, en el Estado mexicano de Veracruz, conecta la ciudad de Coatzacoalcos, principal puerto industrial de México, con la villa de Allende, donde se sitúan las instalaciones petroleras más importante del país, y fue inaugurado el pasado mes de agosto tras cerca de una década de obras. La infraestructura reduce de 50 a cinco minutos el trayecto entre ambos márgenes del río, además de permitir el paso de la navegación y el desarrollo industrial de la cuenca del río.

Obras del túnel de Coatzacoalcos.
Obras del túnel de Coatzacoalcos. FCC.

El contrato se adjudicó en 2004 en régimen de concesión e incluye el proyecto, construcción y explotación del túnel durante un periodo de 30 años al consorcio integrado por FCC y CAABSA por un importe de 156 millones de euros. El pasado año el Gobierno de Veracruz amplió la explotación del túnel, más de un kilómetro de longitud, dos carriles de circulación para cada sentido, hasta los 45 años.

Las obras supusieron un importante reto tecnológico ya que se optó por prefabricar, en un dique seco anexo al cauce del río, secciones de hormigón armado, para después remolcarlas y colocarlas sobre el lecho del río sin que fuera necesario utilizar maquinaria especial de perforación de subsuelo. El pasado mes de agosto los primeros automóviles comenzaron a transitar por el túnel, que aún no ha sido abierto.

FCC explica en su informe financiero anual de 2016 que ha alcanzado un acuerdo "para la venta a una sociedad vinculada al accionista mayoritario [Carlos Slim] de acciones representativas de un 85% del capital la sociedad Concesionaria Túnel de Coatzacoalcos". La operación está todavía pendiente de la obtención de la autorización necesaria por parte del Gobierno del Estado de Veracruz.

Slim ha invertido cerca de 2.000 millones en FCC desde su llegada al grupo, a finales de 2014

"Como consecuencia del citado acuerdo", indica FCC en su último informe financiero, "el Grupo ha recibido un anticipo del comprador por importe de 48.396 miles de euros (1.000.000 miles de pesos mejicanos), quedando pendientes de cobro al cierre de la operación 17.828 miles de euros (367.692 miles de pesos mejicanos), convertido este último importe al tipo de cambio existente al cierre del ejercicio". En total, 66 millones de euros.

En el apartado de operaciones vinculadas, FCC informa que la compañía que ha comprado su participación en la concesionaria del túnel de Veracruz ha sido Promotora de Desarrollo de América Latina, controlada por Slim. La compañía española, con la que ha contactado Vozpópuli, no ha querido ampliar esta información y se ha remitido a lo publicado en sus últimas cuentas. La operación no ha sido todavía comunicada como hecho relevante.

Reestructuración financiera

El empresario mexicano, uno de los hombres más ricos del mundo, aterrizó en FCC en noviembre de 2014, cuando la compañía se situaba peligrosamente cerca del que podría haber sido uno de los mayores concursos de acreedores en la historia empresarial española. Desde entonces ha invertido cerca de 2.000 millones de euros en FCC posibilitando dos ampliaciones de capital. 

Aunque Slim ha logrado reestructurar financieramente a FCC, el negocio del grupo no termina de mejorar. La facturación de la compañía se ha reducido casi un 7% desde que el empresario mexicano se hizo con el control de la gestión. Y además, FCC ha cerrado 2016 con su menor cartera de pedidos desde hace diez años, poco más de 30.000 millones de euros.

En ese proceso de reestructuración financiera en la que el equipo de Slim en FCC lleva inmerso desde su llegada a la constructora, la compañía ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que al cierre del ejercicio pasado alcanzó un acuerdo con sus acreedores financieros para renovar los créditos. El grupo explicó en su comunicado al regulador del mercado que está prevista "la emisión de instrumentos de deuda en el mercado de capitales que debe cumplir ciertas condiciones que se encuentran en proceso de obtención".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba