Rescate financiero

Sevilla (Bankia): "Las preferentes y la salida a bolsa retrasan devolver las ayudas"

El número dos de Bankia, José Sevilla, se queja de que las sentencias en contra por preferentes y salida a bolsa suman una factura de 4.500 millones que podrían haberse devuelto a los contribuyentes. El banquero espera que el Frob pueda realizar desinversiones parciales en la entidad durante 2017.

José Sevilla, consejero delegado de Bankia.
José Sevilla, consejero delegado de Bankia. EFE

Los contribuyentes españoles tardarán más en recuperar las ayudas públicas de Bankia (22.500 millones) por las sentencias en contra de la entidad de las preferentes y la salida a bolsa. Así se ha manifestado el número dos de la entidad, José Sevilla, durante la presentación de resultados del banco. "El hecho de que hayamos tenido que poner 4.500 millones para estos procesos retrasa la devolución de las ayudas", ha explicado.

El consejero delegado se ha mostrado optimista respecto a 2017, año en el que espera que haya avances tanto en la fusión con BMN, cuyo análisis del Frob estará a finales de enero, como en la devolución parcial de las ayudas, paralizado desde 2014. "Puede haber ventanas de oportunidad para Bankia, y eso puede ser bueno", ha señalado.

Sevilla ha reconocido que Bankia se empezará a replantear a partir del próximo año su política de acumulación de capital, ya que la ratio de máxima calidad (fully loaded) alcanzó el 13,24% en septiembre y está muy por encima de las exigencias del regulador. Podría hacerlo a través de la integración de BMN y de mejoras del dividendo.

Al margen del capital, la caída de márgenes sigue siendo el gran reto que tiene ante sí el grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri, con desplomes este año de entre el 19% y el 27%, por la caída del euribor, la depreciación de los bonos de Sareb y la retirada de las cláusulas suelo. Por ello, su beneficio cae un 14%.

El consejero delegado no descarta nuevos planes de ajuste para mantener el liderazgo en eficiencia de Bankia en el sector

La esperanza de la entidad es que la caída de márgenes haya tocado ya suelo y que los costes y provisiones sigan reduciéndose. Por ello, Bankia seguirá haciendo ajustes los próximos años, aunque de forma gradual y no a través de procesos como el de Popular. "No hay que dormirse en laureles para mantener la ventaja en eficiencia frente a competidores, y seguro que estos se van a mover. Tenemos que ver cómo aplicar la multicanalidad para mejorar la eficiencia", ha explicado Sevilla.

El número dos de Bankia ha descartado que la operación de BMN pudiera implicar un recorte del dividendo y que ésta se haría mediante una ecuación de canje de acciones. Respecto a la remuneración al accionista, ha recordado que mantendrá un pago similar al del año pasado, de unos 300 millones, a pesar de la caída de beneficio. 

Salida a bolsa y correos

Sevilla ha reconocido que han seguido llegando algunas demandas de inversores institucionales, aunque a menor ritmo, durante los últimos tres meses, al pasar de poco más de 50 a 70. Algunas de estas reclamaciones, adelantadas por Vozpópuli, son las de Meliá, Duro Felguera, Villar Mir o Iberdrola, entre otras.

El consejero delegado ha evitado pronunciarse a fondo sobre los correos internos del Banco de España, ya que es un tema judicializado. Aun así, ha defendido que vienen a probar que las cuentas de la salida a bolsa estaban bien ya que había provisiones suficientes para cubrir los deterioros identificados por los peritos del caso Bankia.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba