Empresas

Las eléctricas cargan contra el Gobierno por 'tirar' el superávit de 1.500 millones

La Ley obliga a destinar los excedentes del sistema a amortizar la deuda eléctrica, pero el Gobierno no ha desarrollado la norma y no puede tocar ese dinero. Las grandes eléctricas exigen que se libere ese dinero.

Tendidos eléctricos.
Tendidos eléctricos.

Hay unos 1.550 millones de euros aparcados en una cuenta del Popular a un interés de euríbor más 0,5%. Corresponden al superávit del sistema eléctrico y el Gobierno no puede hacer nada con ellos, no sólo por estar en funciones sino también porque hay un vacío normativo al respecto que impide que esos excedentes se destinen, por ejemplo, a reducir la deuda eléctrica acumulada desde el año 2000.

La Ley del Sector Eléctrico que el Gobierno del PP sacó adelante a finales de 2013 establece que los excedentes del sistema eléctrico han de destinarse a amortizar la abultada deuda viva de más de 23.000 millones de euros que todavía arrastra el sector y que, mes a mes, costean todos los consumidores a través del recibo de la luz.

Pero el problema radica en que el Gobierno no aprobó un reglamento para desarrollar el artículo 19 de esa Ley, lo que hubiera permitido que esos 1.550 millones se destinaran a amortizar la deuda eléctrica.

El Gobierno que salga del 26J tendrá que hacer un desarrollo normativo de la Ley del Sector Eléctrico para poder aprovechar ese superávit

Y obviamente, si no lo hizo cuando gobernaba lo hará menos estando en funciones y con un Ministerio responsable, el de Industria, que no tiene ni ministro, tras la dimisión de José Manuel Soria por su implicación en los papeles de Panamá.

De ahí que las grandes eléctricas se hayan quejado de la inoperancia del Ejecutivo de Rajoy y demanden un cambio normativo de urgencia.

El vacío legislativo y la falta de Gobierno, señalan los expertos, impiden que ese dinero se pueda utilizar, pese a que el artículo 19 dice que “los superávit de ingresos del sistema serán considerados ingresos liquidables del ejercicio en curso y siempre que existan desajustes de años anteriores, se destinarán a la reducción de las cantidades pendientes de devolución”.

Fuentes de las grandes compañías eléctricas se quejan de que el superávit conseguido con todos los ajustes (recortes a las renovables, creación de nuevos impuestos, subidas de las tarifas de la luz…) esté ahora “en vía muerta” y no se pueda aprovechar para dar un balón de oxígeno al sistema eléctrico.

Desde 2000 hasta 2013, el sistema no paró de aumentar su déficit de tarifa, hasta rozar la friolera de 30.000 millones de euros. Pero con la reforma eléctrica, el Gobierno consiguió que en 2014 se iniciara la senda positiva y se cerrara con superávit, de 550 millones, el primero en 13 años.

La senda positiva se ha consolidado, pero el dinero no se puede tocar. Y así seguirá hasta que el próximo Gobierno decida qué hacer con él. La Ley del Sector Eléctrico impide que se pueda utilizar para bajar los peajes del sistema y recortar así el recibo de la luz, que se ha disparado exponencialmente en los últimos años.

Es una forma de evitar que el Gobierno de turno haga campaña electoral con las tarifas de la luz.

Desde el sector se confía en que el nuevo Ejecutivo salido del 26J redacte un reglamento para desarrollar la Ley Eléctrica y movilice esos 1.550 millones de euros.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba