Empresas

La salida de Rousseff beneficia a Botín: "Brasil solo puede ir a mejor"

Una renuncia positiva. Así consideran los analistas la marcha de la presidenta brasileña, penalizada por los mercados.

Rousseff, a su salida del Palacio de Planalto (Brasilia).
Rousseff, a su salida del Palacio de Planalto (Brasilia). EFE

Banco Santander podría ser uno de los beneficiados, indirectos, de la salida de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, decretada este jueves por el Senado de aquel país tras el impeachment al que ha sido sometida. Al menos esta es la previsión que mantienen los analistas consultados por Vozpópuli, que consideran que situación económica del país sudamericano, en recesión desde hace varios trimestres, se ha visto muy afectada por las políticas llevadas a cabo por el Gobierno ahora saliente.

"El rating de Brasil está en bono basura y hay incluso acusaciones de fraude contable por parte del Gobierno"

"Es una especulación porque obviamente no conocemos el futuro, pero creo que para Santander hay que valorar el cambio positivamente", explica Daniel Pingarrón, estratega de Mercados de IG. En opinión de este analista, Rousseff ya no contaba con la confianza del mercado, y hacía una valoración muy negativa de su gestión económica. "El rating de Brasil está en bono basura y hay incluso acusaciones de fraude contable por parte del Gobierno", recalca Pingarrón.

En otros países la incertidumbre penaliza las expectativas económicas. Pero no en Brasil, toda vez que la percepción de la política llevada a cabo por el Ejecutivo de Rousseff apenas puede ser peor. "Todo lo que sea quitarla del poder cotiza al alza, tanto a nivel de las bolsas, como a nivel del real. En este caso la incertidumbre es mejor que la certeza de que la presidenta seguiría en el Gobierno", explica Pingarrón. Otros analistas opinan que el nuevo presidente, Michel Temer, parece ser más favorable a escuchar a los mercados, por lo que sería de esperar una mejora del sentimiento de los inversores, preludio de una recuperación económica. Y con la recuperación económica llegarían la caída de la morosidad y la revalorización de la divisa, entre otros efectos positivos para el mayor banco español.

Un 18% del beneficio del Grupo

Aunque hace años su peso relativo era mucho mayor en la cuenta de resultados (llegó a suponer un tercio), a día de hoy Brasil representa solo un 18% del beneficio del Grupo Santander, según las cuentas relativas al primer trimestre del año. Pero esta aportación viene menguando durante los últimos trimestres, debido a la situación de recesión económica en el país, así como el impacto de la depreciación del real respecto del euro

Tal y como reconoció la propia presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, durante la presentación de los resultados correspondientes al pasado año, "desde abril de 2015 nos afecta la recesión y el tipo de cambio en Brasil, y de ahí parte de la penalización en Bolsa". Tanta es la penalización que pese a que el volumen de negocio crece en este país, los efectos negativos del tipo de cambio llevan trimestres desluciendo las cuentas del banco.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba