Presupuestos Generales del Estado

Rivera desaira a Montoro al difundir datos presupuestarios y sobre el impuesto al azúcar

Hacienda guarda silencio sepulcral sobre la posibilidad de imponer un nuevo impuesto pero el partido naranja asegura que no lo habrá gracias a su negociación.

Rivera junto a su equipo, este jueves en el Congreso
Rivera junto a su equipo, este jueves en el Congreso EFE

Ciudadanos ha tratado de adelantarse a la ‘venta’ de los Presupuestos colgándose las medallas de despejar el camino a las cuentas de 2017 y de haber logrado que el Gobierno no suba impuestos, no haga recortes sociales y dote de cantidad suficiente todas las medidas comprometidas con la formación naranja el año pasado. Así, ha contrapuesto su "responsabilidad" a la actitud poco constructiva de "otros partidos" de la oposición -en referencia al PSOE-, aun antes de que el proyecto del Gobierno salga del Consejo de Ministros.

"Es Ciudadanos quien permite que este país se ponga en marcha", proclamaba Albert Rivera en la mañana del jueves desde el Escritorio del Congreso, mientras se desarrollaba el pleno que ha aprobado la comisión de investigación sobre la financiación del PP. Antes, había dado detalles de los Presupuestos en Antena 3 y el día anterior desde su partido se había anunciado un acuerdo con el Ejecutivo sobre esta ley.

Una búsqueda de protagonismo que ha desairado a Hacienda y al ministro del ramo, Cristóbal Montoro. El Departamento guarda un exquisito silencio sobre si habrá o no impuesto al azúcar tal y como anunció en diciembre. Pero su estrategia ha saltado por los aires tras la rueda de prensa de Albert Rivera en el Congreso de los Diputados donde ha anunciado, categóricamente, que no habrá impuesto a las bebidas azucaradas.

Aún por la tarde de este jueves, desde el departamento de Hacienda no se confirmaba de forma oficial que no hubiera impuesto. Fuentes de la formación naranja se encargaban de ratificarlo horas después de que lo anunciara su líder públicamente: "Han renunciado a eso", han explicado, y "no figura en la previsión final de ingresos" que el Ejecutivo ha pactado con C's. Ni el gravamen a las bebidas azucaradas ni otros medioambientales previstos y aprobados en diciembre. El partido naranja se apunta directamente el tanto, asegurando que Moncloa defendió la implantación de dichos impuestos "hasta el miércoles por la mañana" y ellos han forzado la retirada.

El tema fiscal fue el más duro de roer en las negociaciones, según C's, porque el Gobierno no quería renunciar a los gravámenes citados. El responsable económico naranja, Luis Garicano, ha dirigido el equipo negociador de Rivera, donde también se han integrado los diputados Toni Roldán y Francisco de la Torre. Entre los tres han llevado el peso de las conversaciones, contando con la asistencia de José Manuel Villegas y Melisa Rodríguez, además del propio Rivera y otros colaboradores del partido. Todos ellos decidieron que el trabajo realizado debía capitalizarse a nivel comunicativo y por eso comenzaron desde el miércoles a difundir el acuerdo, exponiéndolo con todo detalle el jueves y adelantándose a la presentación oficial del Gobierno.

Reuniones con Montoro y Nadal

Las mismas fuentes indican que el plan prevé cumplir sin problema con el objetivo del 3,1% del déficit establecido para 2017, cifra a la que hay que llegar desde el 4’6% con que se cerró 2016. En las negociaciones ha jugado un papel capital el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, cuya labor valora mucho Ciudadanos. Ha habido “muy buena relación con él”, aseguran, y ha puesto “todas las facilidades” para proporcionar documentación e incluir referencias especificas en las cuentas a las partidas del pacto de investidura.

Igualmente, el partido de Rivera ensalza el trabajo de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y su equipo, en especial del secretario de Estado de su Ministerio, Juan Pablo Riesgo. El titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha tenido también un rol importante como le corresponde al principal arquitecto de los Presupuestos. Hubo al menos tres reuniones presenciales entre Montoro, Nadal y el equipo económico de Ciudadanos para desatascar las negociaciones.

Rivera se atribuye el mérito de alumbrar este “síntoma de estabilidad política” que ha terminado “incluso mejor” de lo que esperaba: con Hacienda comprometiendo 4.087 millones a las partidas que populares y Ciudadanos pactaron en verano. Inicialmente, esa cifra iba a ser de 5.000 millones, pero en diciembre, al negociar el techo de gasto, se rebajó hasta los 3.800. En las últimas semanas ha vuelto a subir en casi 300 millones.

Cs presume de ese paquete de ayudas sociales y reformas para “un nuevo modelo económico” -más de una veintena-, pero también de conseguir dos logros adicionales: que por primera vez “después de muchos años” no se incluyan “recortes sociales” en los Presupuestos y que tampoco haya subida de impuestos. Rivera destaca que “no se toca el IRPF” ni tampoco se sube el IVA -de hecho, el de los espectáculos en directo cae del 21% al 10%-, además de frenar la creación de nuevos impuestos que el Gobierno tenía en mente. Todo ello a la espera de que Hacienda difunda su proyecto y confirme la versión ofrecida por la formación naranja.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba