Empresas

El primer accionista de Popular que demandó al banco en la Audiencia Nacional toma los bonos de Santander

La primera querell acontra Banco Popular en la Audiencia Nacional se presentó un día después de la intervención de la entidad financiera decidida el pasado 7 de junio. El despacho que representaba al cliente afectado era Fonfría Abogados

Rami Aboukhair, consejero delegado del Santander España.
Rami Aboukhair, consejero delegado del Santander España. Efe.

El Juzgado de Instrucción número cuatro de la Audiencia Nacional ha acordado tener por desistida y renunciada todas las acciones penales y civiles que pudieran corresponder a la primera persona que denunció a Banco Popular por la intervención de la entidad, decidida el pasado 7 de junio.

El querellante, cuyo nombre se corresponde con las siglas RJSJG, estaba representado por el despacho Fonfría Abogados, de la esposa de Joaquín Yvancos, el que fuera abogado durante dos décadas de José María Ruiz-Mateos. Su querella contra Banco Popular fue la primera en presentarse en la Audiencia Nacional, tan sólo un día después de anunciarse la resolución de la entidad financiera, por el presunto delito contra los consumidores y contra el mercado. Tras ella llegaron las demandas de los despachos Durán & Durán, Cremades & Calvo Sotelo, de la OCU y de los abogados Felipe Izquierdo y Eliseo Martínez.

El juez Fernando Andreu admitió a trámite esa primera denuncia presentada contra Banco Popular el tres de octubre de 2017. Pero el pasado 20 de diciembre la representación legal del primer denunciante solicitó en nombre del perjudicado que se tuviera por desistida y renunciada todas las acciones penales y civiles que pudiera corresponderle. Y la pasada semana el magistrado acordó la renuncia por auto firmado el 3 de enero, al que ha accedido este diario.

Los accionistas de Popular que han aceptado la oferta de Santander se han comprometido a no litigar

De acuerdo a fuentes cercanas a Santander, dicho cliente ha aceptado la oferta del banco realizada a los accionistas de Popular que acudieron a la ampliación de capital de 2016 a cambio de no litigar. Las fuentes consultadas aseguran que el ya exquerellante cumplía con las condiciones contempladas por Santander para poder adquirir los bonos.

Santander diseñó unos bonos de fidelización para responder a las quejas de los accionistas de Banco Popular por la resolución y que perdieron su inversión justo antes de que el primer banco español se hiciera con Popular por el precio simbólico de un euro y evitar los tribunales. El bono se ofreció solo a clientes minoristas que hubieran adquirido sus acciones en la ampliación de capital de 2016, y a quien adquirió obligaciones subordinadas en las emisiones de 29 de julio y 14 de octubre de 2011. Las fuentes cercanas a Santander explican que el accionista que primero presentó querella en la Audiencia Nacional y que recientemente se ha retirado del proceso había invertido unos 100.000 euros en obligaciones subordinadas en las emisiones de 2011.

Los accionistas de Popular que han aceptado la oferta de Santander se han tenido que comprometer a no litigar por la resolución, tanto a no presentar demandas como a desistir si hubieran iniciado algún proceso judicial. El pasado 15 de diciembre Santander informó que, una vez finalizado el periodo de aceptación de la oferta, las aceptaciones ascendieron a 7,6 millones de bonos por importe de 764 millones de euros, lo que representa el 77,88% sobre el importe total de la oferta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba