Empresas

Dame un algoritmo y no una buena cámara, obtendré mejores fotos

Google demuestra cómo con un buen software de procesamiento de imágenes se puede competir con terminales con varias cámaras de mayor calidad

Cámaras de fotos de un terminal móvil.
Cámaras de fotos de un terminal móvil.

Dos semanas. Dos teléfonos. El Google Pixel 2 XL, el Huawei P20 Pro. Quizá dos de los más potentes en el apartado fotográfico. El P20 es el móvil con mejores posibilidades fotográficas según el prestigioso portal DxOmark. El Pixel 2 cuenta con el mejor software fotográfico. Software contra Hardware, ¿cuál hará mejores fotos? Vamos a verlo.

El Pixel XL lleva una cámara principal de tan sólo 12,2 megapíxeles y f1.8. El P20 dispone de tres objetivos, uno de 40 megapíxeles y f1.8 de apertura, otro para fotos en blanco y negro con 20 megapíxeles y f1.6, y un teleobjetivo de 8 megapíxeles con f2.4. El llamado número 'f' determina la luminosidad de las fotos. A menor número, mejores fotos en la oscuridad.

Sobre el papel, las tres cámaras del Huawei P20 Pro deberían barrer en el apartado fotográfico al Google Pixel 2XL. No por cantidad -tres objetivos-, que también, sino por calidad. El caso es que no es así. Si bien en espacios con poca luz el P20 es claro ganador, en el resto de fotografías se puede hablar, incluso, de empate técnico. De hecho, si hablamos de los retratos y selfies, el equipo de Google sale victorioso.

La culpa no es del sensor del Pixel, sino del software de procesamiento de imágenes con el que cuenta. La fotografía analógica, la de las cámaras de hace años, extraía las imágenes de una película, de un carrete fotográfico. Esos carretes eran de un material transparente similar al plástico. Los había para 12, 24, 36 fotos... Cuando se acababa el carrete, se iba a una cámara oscura y se proyectaban las imágenes sobre un papel en el que quedaba inmortalizada la foto con la ayuda de sustancias químicas.

Las tres cámaras del Huawei P20 Pro deberían barrer al Google Pixel 2. No es así. Se puede hablar, incluso, de empate técnico. De hecho, si hablamos de los retratos, gana el equipo de Google. El software tiene la culpa

Todo eso ahora lo ejecuta la cámara de nuestro teléfono en décimas de segundo. Toma la luz y la convierte en imágenes. Se hace a partir de software, de programas informáticos integrados en el teléfono. Cuando la foto no tiene suficiente definición, el dispositivo rellena con puntitos -píxeles- aquellas zonas menos definidas. Esto es sólo un ejemplo de lo que hace el software con una imagen. También calibra el color, permite hacer fotos panorámicas y hasta emborrona la parte del fondo en los retratos o y selfies.

Es algo de lo que no se ha hablado demasiado hasta ahora, pero desde el lanzamiento del Google Pixel el software ha cobrado un papel protagonista. Y es que el del Google Pixel es, sin lugar a dudas, el mejor software de procesamiento de imágenes.

El buscador ha abierto el código de su solución de fotografía computacional para que pueda ser instalado en cualquier móvil. Resulta sorprendente ver, por ejemplo, cómo funciona en un Samsung Galaxy S7 y la forma en la que mejora las imágenes cuando se hace uso de este software.

Google ha abierto el código de su solución de fotografía computacional y resulta sorprendente ver, por ejemplo, cómo funciona en un Samsung Galaxy S7 y la forma en la que mejora las imágenes cuando se hace uso del software

Veamos estas afirmaciones con ejemplos. En el pie de foto tenéis la marca y modelo de móvil con el que se ha realizado cada instantánea.

Imagen captada con el Googe Pixel 2 XL
Imagen captada con el Googe Pixel 2 XL

Imagen captada con el Huawei P20 Pro
Imagen captada con el Huawei P20 Pro

Se supone que la diferencia entre una fotografía tomada con una sola lente de 12,3 megapíxeles a otra tomada con tres objetivos de 40, 20 y 8 megapíxeles debería ser notable, pero no es el caso, ni mucho menos. La imagen del Google Pixel 2 XL (la primera) y la del Huawei P20 Pro (la segunda) son muy similares tanto en color como en definición. Quizá haya un poco más de definición, contraste e intensidad de colores en la imagen del Huawei, pero son dos imágenes muy similares.

Este es el ejemplo de que la fotografía computacional puede competir con el hardware sin complejos. Veamos qué sucede cuando captamos retratos o imágenes con efecto bokeh.

Imagen captada con el Google Pixel 2 XL
Imagen captada con el Google Pixel 2 XL

Imagen captada con el Huawei P20 Pro
Imagen captada con el Huawei P20 Pro

Las fotos con bokeh son otro ejemplo de que las diferencias entre un terminal con varias cámaras de mayor calidad y más megapíxeles y otro con una única lente pero con un buen software no existen. De no haber etiquetado las imágenes con el móvil de su autoría sería complicado diferenciarlas. Son prácticamente iguales.

Vayamos a la cámara frontal, la de selfies. La del Google Pixel 2 es de 8 megapíxeles y f 2.4. La del P20 multiplica por tres esta resolución, tiene 24 megapíxeles y f2.0.

Selfie captado con el Google Pixel 2 XL
Selfie captado con el Google Pixel 2 XL

Selfie captado con el Huawei P20 Pro
Selfie captado con el Huawei P20 Pro

Imagen de tipo retrato tomada con el Google Pixel 2 XL
Imagen de tipo retrato tomada con el Google Pixel 2 XL Marcos Sierra

Los resultados en este caso sí son sensiblemente diferentes. En el caso del Google Pixel 2 XL el efecto bokeh es más acentuado y muestra un color más natural tanto en el selfie como en el retrato. En el caso del selfie realizado con el P20 Pro la imagen está quizá demasiado iluminada, un poco sobreexpuesta. Si hablamos de retratos y selfies, el ganador es el Pixel 2. Todo es mérito del software. Con una cámara de menor apertura focal y tres veces menos resolución compite de tú a tú con el P20, el teléfono con mejor cámara del mercado según el prestigioso portal de fotografía móvil DxOmark.

Es hora de valorar la fotografía nocturna.

Imagen del Google Pixel 2 XL de noche
Imagen del Google Pixel 2 XL de noche

Imagen del Huawei P20 Pro de noche
Imagen del Huawei P20 Pro de noche

Imagen captada con el modo noche del Huawei P20 Pro
Imagen captada con el modo noche del Huawei P20 Pro

El modo noche del Huawei P20 Pro es de lo mejor en la historia de la fotografía móvil, como puede apreciarse en la imagen que os dejamos a continuación. Es un modo que mantiene abierto el obturador durante ocho segundos para captar la mayor cantidad de luz posible. Lo más sorprendente es que la imagen se ha captado a mano alzada, sin trípode, y no sale movida. Esto se debe, una vez más, a la fotografía computacional, que junto al procesador Kirin 970 basado en Inteligencia Artificial, permite al teléfono, mediante software, corregir los trazos de las imágenes para perfilarlos y que no emborronen la instantánea. Un ejemplo más que pone de relieve que el software empieza es más importante que disponer de un buen conjunto de lentes.

Pasemos página. Veamos qué hace el software de Google instalado en un Galaxy S7. Allá van las fotos.

Imagen captada con el Samsung Galaxy S7
Imagen captada con el Samsung Galaxy S7

Imagen del Samsung Galaxy S7 con el software fotográfico de Google
Imagen del Samsung Galaxy S7 con el software fotográfico de Google

Imagen captada con la cámara de selfies del Samsung Galaxy S7
Imagen captada con la cámara de selfies del Samsung Galaxy S7

Selfie con la cámara del Samsung Galaxy S7 y el software fotográfico de Google
Selfie con la cámara del Samsung Galaxy S7 y el software fotográfico de Google

En resumidas cuentas, se ha llegado a un punto en el que el software manda. Así lo demuestra el Google Pixel 2 XL sobre todo en el apartado de retratos y selfies. Lo mismo sucede en el caso del Huawei P20 Pro si atendemos a la fotografía nocturna. Si vamos a las mejoras que el software de Google hace con la cámara del Samsung Galaxy S7, la conclusión parece lógica. Las lentes, sin la ayuda del software, no hubieran sido capaces de realizar las imágenes que se muestran en este reportaje gráfico.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba