Empresas

Saica: 200 millones ilícitos fijando precios, y una multa de sólo 19

La penalización que la CNMC ha puesto a la empresa líder española en papel y cartón ondulado, la multinacional Saica, no llega al 10% de los beneficios ilícitos obtenidos. Ése es el máximo, sobre los beneficios del año anterior a la resolución, que fija la Ley.

Sede aragonesa de Saica
Sede aragonesa de Saica EFE.

¿Con cuánto dinero hay que multar a una compañía, una vez que se ha detectado una determinada conducta ilícita y muy, muy lucrativa? La CNMC ha impuesto a la aragonesa Saica 19 millones de euros de sanción por ser uno de los principales actores de un cártel de fijación de precios de papel y cartón ondulado, una asociación que movió miles de millones de euros durante casi una década. Sólo la estimación del negocio de la empresa entre 2002 y 2013, los años de funcionamiento del cártel, es de 1.900 millones de euros. El beneficio ilícito, estimado para ese período de 11 años, de 190 millones, todo según el expediente sancionador de la CNMC. La multa, tan sólo el 10% de esa cantidad.

Los reguladores y los tribunales son claros respecto al espíritu de las sanciones. La Ley de Defensa de la Competencia (LDC) establece que la multa tiene que evitar que "la comisión de las infracciones tipificadas resulte más beneficiosa para el infractor que el cumplimiento de las normas", según destaca el expediente sancionador de la CNMC contra Saica y otras 17 empresas relacionadas con el mundo del papel y el cartón. En la misma línea va el Tribunal Supremo, que en una sentencia concluye que "las sanciones administrativas previstas para el ejercicio de actividades económicas […] han de fijarse en un nivel suficientemente disuasorio para que, al tomar sus propias decisiones, las empresas no aspiren a obtener unos beneficios económicos derivados de las infracciones que resulten ser superiores a los costes (las sanciones) inherentes a la represión de aquéllas".

Pero la LDC establece, para multas muy graves, un máximo del 10% del volumen de negocios total de los infractores en el ejercicio inmediatamente anterior al de imposición de las sanciones. En este caso, 2014. Ese año, Sociedad Anónima Industrias Celulosa Aragonesa (Saica) tuvo unas ventas de algo más de 920 millones de euros, según las cuentas del registro mercantil. Si se hubiera aplicado la multa máxima del 10% sobre esa cantidad total de ventas, la empresa habría tenido que abonar más de 90 millones de euros.

Las multas muy graves son como mucho del 10% del volumen de negocios total del año anterior a la sanción

Sin embargo, en el expediente de la CNMC, a Saica se le asignan unas ventas totales en 2014 de 383 millones. Sobre esta cantidad el regulador ha aplicado el porcentaje que ha considerado justo, un 5%, por lo que el titán del papel tan sólo tendrá que pagar, cuando la multa sea firme, esos 19,1 millones de euros. En el por qué se ha utilizado esa cifra (383 millones) considerablemente menor que la venta total (920 millones) para calcular la multa (el 5%) es donde difieren las versiones.

Según la empresa, en conversación con Vozpópuli, lo que hicieron fue enviar dos datos al regulador: la cantidad total de negocio en 2014 y después sólo la parte a la que afectaba la multa [esos 383 millones, por ejemplo por ámbito, sólo en España; o los negocios de pasta de papel y cartón ondulado, y no otros]. La CNMC apunta a este diario que en realidad se trata de la estructura de empresas: se usa la cantidad menor y no la de 920 millones porque se multa a las empresas del grupo por separado. Saica es dueña del 100% de Saica Pack, Colsa, Microlán y Celtibox, y del 90% de Papelera del Ebro y del 61% de Dapsa, todas también multadas. Niegan, además, que la compañía enviara más de una cifra.

Fijación de precios y pactos de no agresión.

La CNMC considera que, entre 2002 y 2013, las empresas del sector del papel y cartón ondulado llevaron a cabo contactos durante las "mesas", reuniones de fabricantes regionales. Intercambiaban información y estrategias comerciales sobre el precio del papel, eliminando la "incertidumbre de precios", fundamental para el funcionamiento del libre mercado. Hacían, además, recomendaciones colectivas: en una circular interna, un presunto análisis del sector, se leía "el precio de venta tiene que verse incrementado entre un 3,24 y un 3,89%".

Varias empresas, incluida Saica, han dicho que recurrirán la decisión porque la CNMC se ha basado "exclusivamente en interpretaciones de terceros" y que todo el expediente carece de fundamento legal.

El regulador, tras 18 meses de investigación y un extenso expediente, ha emitido la sanción por infringir el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC) y 101 del Tratado Fundacional de la Unión Europea (TFUE). Las empresas participantes en el cártel son, al menos: Cartonajes Europa, Cartisa, Insoca, Laplana, Cartonajes Petit, Santorromán, Dapsa, Dicesa, Hispano, Lantero Cartón, Microlán, Papelera del Ebro, Europac, Hinojosa, Saica, Saica Pack, Smurfit y Sicesa.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba