Urbanismo

Ahora Madrid y PP tumban una auditoría sobre el pelotazo de Dragados en Tetuán

Ambas formaciones votaron en contra de una propuesta del PSOE para que se llevara a cabo una auditoría externa sobre la resolución del contrato con Dragados para urbanizar la zona del Paseo de la Dirección, en el barrio de Tetuán.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid EFE

Que Podemos y el Partido Popular (PP) se pongan de acuerdo en algo ya es, de por sí, noticioso. Si además, el asunto tiene que ver con una maniobra contra la transparencia, aún más. Ha sucedido en el Ayuntamiento de Madrid. Los votos en contra de ambas formaciones políticas tumbaron una propuesta del PSOE referente a la realización de una auditoría del contrato para la urbanización de la zona del Paseo de la Dirección, en el distrito de Tetuán, resuelto recientemente gracias a un acuerdo entre el Consistorio y Dragados.

La propuesta de los socialistas, realizada por su portavoz en la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, Mercedes González, fue formulada a raíz del reciente acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de Madrid y la constructora, filial de ACS, para poner fin a la concesión lograda en 2007 por la compañía. Tras diversos convenios y modificaciones en legislaturas anteriores, forzados por la empresa, a la que las cuentas dejaron de salirle por los efectos de la crisis, Dragados llegó a un acuerdo con la actual corporación municipal para finalizar la obra en un periodo de 18 meses.

Cuando se iba a cumplir este plazo sin que los trabajos estuvieran acabados, Dragados y el Ayuntamiento negociaron la rescisión del contrato, cuyos términos han sido sólo defendidos sólo por Ahora Madrid. La resolución compensa a la compañía con los suelos para la construcción de cuatro torres en la zona y algo más de tres millones de euros.

Mientras, el Ayuntamiento se queda con la mayoría del suelo que englobaba el proyecto (algo más de 100.000 metros cuadrados) pero con las obras por terminar (por un valor de unos 50 millones de euros).

Un acuerdo vagamente explicado por los responsables del área de Desarrollo Urbano Sostenible y muy criticado por los partidos de la oposición al considerar que beneficiaba claramente a la compañía. Esta cuestión motivó la propuesta del PSOE que, sorprendentemente, fue rechazada por Ahora Madrid.

Incumplir el programa electoral

Los socialistas, que permitieron la investidura de Manuela Carmena como alcaldesa de la capital, contaban con el voto en contra del PP, cuyos actuales responsables en el área han admitido que la formación cometió errores en el pasado en relación con este contrato, con lo que no era su intención arrojar luz sobre el proceso.

Sin embargo, sí fue sorprendente la negativa de Ahora Madrid, toda vez que en su programa electoral aseguraba que llevaría a cabo una auditoría integral del Ayuntamiento  si llegaba a gobernar y, muy especialmente, de los asuntos relacionados con Urbanismo.

Pero cuando ha llegado la oportunidad de arrojar luz sobre una cuestión del área no sólo no ha tomado la iniciativa para auditarla sino que, además, se ha negado a hacerlo y de la mano del PP.

Un escenario que también ha llamado la atención porque la corporación municipal sí realizará una auditoría sobre BiciMad, el negocio de bicicletas eléctricas concesionado por el Consistorio en la época de Ana Botella y que ha tenido que ser rescatado por el Ayuntamiento debido a su precaria situación económica.

El drama de los expropiados

Además de una operación de dudoso beneficio para el Ayuntamiento pero sí para Dragados, la rescisión del contrato también deja en una situación complicada a los ciudadanos que han sido expropiados por la urbanización de la zona, toda vez que la cantidad que perciben por sus casas no permitirán amortizar sus préstamos hipotecarios y, además, deberán asumir el coste de los pisos de realojo. Las sucesivas modificaciones del contrato y los convenios redujeron de forma notable el precio del metro cuadrado a pagar en las expropiaciones.

No obstante, el rechazo a hacer una auditoría sobre la materia ahondará en la situación de indefensión que se encuentran. Al menos, en el Ayuntamiento de Madrid no es tan raro ver votar en la misma dirección a Podemos y PP, especialmente en materia de Urbanismo. Según una información publicada recientemente por El Mundo, el PP ha sido el partido que mayor porcentaje de propuestas de Ahora Madrid ha apoyado desde el inicio de la legislatura. El PSOE, el que menos. Ver para creer.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba