Inversión

Paramés apuesta por una empresa de petroleros que perdió 2.000 M. en un solo día en Wall Street

Cobas Asset Management se refuerza en Teekay, una naviera estadounidense especializada en el transporte de materias primas que sufrió un espectacular desplome bursátil hace año y medio tras decidir eliminar el dividendo.

Francisco García Paramés, alma mater de Cobas Asset Management
Francisco García Paramés, alma mater de Cobas Asset Management

Francisco García Paramés, el gestor español más mediático, agitaba los mercados hace unas semanas al conocerse que Cobas Asset Management, la gestora con la que volvía a la industria tras su salida de Bestinver, había adquirido un 3% del capital de Vocento. Una apuesta llamativa pero, desde el punto de vista económico, nada que ver con la que está llevando a cabo en el sector del transporte de materias primas. Cobas ha tomado posiciones destacadas en el capital de tres empresas de este ámbito, participaciones valoradas en algo más de 120 millones de euros.

El movimiento no se debe, sin embargo, a la toma de posiciones estratégicas en el sector sino a una decisión al más puro estilo Paramés: entrar en empresas notablemente infravaloradas en Bolsa y cuyos fundamentales no justifiquen tal castigo. Este ha sido el motivo de reforzar su posición en la naviera Teekay Corporation y su filial Teekay LNG, especializada en buques de transporte de gas natural licuado. Actualmente, Cobas es el principal accionista institucional de la primera, con una participación superior al 10% del capital, mientras que en la segunda cuenta con un 5% y también se sitúa entre los socios más destacados, por encima de entidades como UBS, Blackrock o Morgan Stanley, entre otros.

Teekay LNG fue una de las protagonistas de la primera conferencia anual de inversores de Cobas Asset Management celebrada este martes, un ejemplo presentado para ilustrar la cartera internacional de la gestora. Destacada en el sector del transporte de gas natural licuado, con contratos de una duración media de 13 años, la empresa sufrió, junto con su matriz y otras dos filiales cotizadas, un durísimo castigo bursátil a finales de 2015. Por entonces, los gestores de la naviera anunciaron un recorte del 90% en el dividendo con el fin de financiar las inversiones necesarias para la construcción de nuevos activos.

El grupo sufrió un brutal desplome en Wall Street. En tan sólo una sesión, la capitalización bursátil de las cuatro compañías citadas se redujo en algo más de 2.000 millones de dólares.

Desde entonces, Teekay LNG y su matriz acumulan una depreciación próxima al 70%. Una evolución muy diferente a la mostrada durante las últimas cinco semanas, en las que las acciones de estas empresas han experimentado una notable revalorización del entorno del 25%.

Detrás de este comportamiento se encuentra la posibilidad de que Teekay y sus filiales recuperen el dividendo próximamente, incluso en 2018. Al menos, con ello cuenta el propio Paramés.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba