Empresas

Nadal ignora las peticiones de las bodegas para quitar trabas al autoconsumo

Las bodegas vinícolas españolas tienen 100 megavatios fotovoltaicos y su presidente cree que podrían multiplicar por 100 la potencia instalada. Han pedido ayuda a Agricultura tras no tener respuesta de Álvaro Nadal. "Sólo queremos poner placas, como en cualquier país de Europa".

Cubierta de placas solares sobre una instalación industrial
Cubierta de placas solares sobre una instalación industrial Flickr / Som Energia Cooperativa

Las bodegas españolas están preparadas para "multiplicar por 100" las inversiones en placas fotovoltaicas para autoconsumo que podrían instalar en sus espacios para intentar hacerlos más autosuficientes energéticamente. Sin embargo, las trabas a la generación eléctrica distribuida que implementó el antiguo Ministerio de Industria de José Manuel Soria y ha mantenido el nuevo Ministerio de Energía de Álvaro Nadal se lo impiden. La asociación de bodegas FEV enviaron en mayo una carta a Nadal para pedirle que modifique el Real Decreto 900/2015 de Autoconsumo.

Sin embargo, los bodegueros aseguran que no obtuvieron respuesta del ministro de Energía, por lo que han pedido amparo a Isabel García Tejerina para que medie. Fuentes oficiales del Ministerio de Energía han confirmado la recepción de esta misiva y han asegurado que aún no ha sido respondida pero que lo será en breve. Además, aseguran que lo que se exige en la carta es una modificación de permisos para instalar placas fotovoltaicas que "es responsabilidad autonómica".

"Lo único que pedimos es poder poner placas solares como vemos que se hace en todos los países", ha dicho Miguel Torres, presidente de Bodegas Torres y de la patronal bodeguera. Actualmente las bodegas asociadas tienen instalados unos 100 MW de fotovoltaica que creen que podrían multiplicar exponencialmente si se eliminaran las trabas gubernamentales. "En nuestro sector tienen un gran interés económico y medioambiental", han asegurado. Tampoco se ha querido olvidar Torres de que ahora mismo "no se pueden poner baterías" para almacenar la electricidad generada por el día, lo cual dificulta aún más cualquier tipo de inversión.

Desde que el gobierno implementó su real decreto de autoconsumo en 2015, las nuevas instalaciones fotovoltaicas en el sector bodeguero han sufrido un frenazo brusco. Y esto molesta mucho a Torres, quien asegura que necesitan hacerlo, "porque con la bajada de precios de las placas, se pueden amortizar en seis años", y también por convicción medioambiental.

"Desde 2015 no se ponen placas fotovoltaicas, en España, que estaba en el segundo lugar hace diez años en energías renovables, ha caído al décimo lugar. Nos gastamos los 40.000 millones del turismo en comprar petróleo. ¿Por qué?", ha reflexionado Torres.

"No encarece la luz"

Torres ha considerado que el principal argumento del Gobierno español para evitar el autoconsumo, como es que encarecería la factura de la luz para la mayoría de usuarios, no es cierto. "Toda energía que se quiere autoproducir se paga y en cualquier caso, las placas fotovoltaicas no perjudican sino que son una oportunidad de negocio. En Italia se están vendiendo muchísimas a usuarios y en Reino Unido puedes ir al supermercado, comprarte una e instalarla. Además, están bajando cada vez más de precio y en 6 años se pueden amortizar".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba