Empresas

Mutua Madrileña supera los 7.000 millones en activos y estudia nuevos mercados

La compañía aplicará a las cuentas del ejercicio 2017 las Normas Internacionales de Contabilidad y dejará de amortizar activos intangibles que en los años 2015 y 2016 ha supuesto un impacto en su beneficio cercano a los 90 millones anuales. 

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña. Europa Press.

La cartera total de activos de Mutua Madrileña superó en 2016 por vez primera los 7.000 millones de euros, alcanzando los 7.331 millones. El buen comportamiento de su negocio asegurador, la tasación al alza de su patrimonio inmobiliario, y el incremento del valor de sus inversiones financieras explican la subida (en 2016 el valor de sus activos era de 6.831 millones).

En 2016 Mutua Madrileña ingresó 4.751 millones de euros, un 9,6% más que en 2015. Los ingresos por primas en el conjunto de No Vida crecieron hasta los 4.506 millones, un 8,1% más, frente al 4,7% del sector. En cuanto a sus activos financieros, el grupo logró una rentabilidad del 5,6%, incrementando su patrimonio neto hasta los 4.507 millones de euros. La buena marcha en los últimos meses de Caixabank en Bolsa ha propiciado la mejora de las inversiones financieras de Mutua Madrileña (el pasado mes de septiembre adquirió un 2,13% de la entidad con sede en Barcelona).

El segmento de Autos del grupo asegurador alcanzó unos ingresos por primas de 1.389 millones, un 7,9% más. La compañía destaca que el incremento de los ingresos se ha logrado a pesar de que por cuarto año consecutivo ha mantenido congeladas las tarifas a dos tercios de sus mutualistas.

En el ramo de seguros de salud, Adeslas registró un volumen de primas de 2.204 millones, un 6,7% más. En conjunto, SegurCaixa Adeslas (participada por CaixaBank en un 50%), obtuvo el pasado año unos ingresos de 3.289 millones, un 8,6% más.

Cambios contables

En los dos últimos ejercicios, 2015 y 2016, Mutua Madrileña ha tenido que amortizar los activos intangibles de vida útil indefinida por la entrada en vigor del Real Decreto de 2 de diciembre del pasado año, lo que ha supuesto que el grupo haya corregido a la baja el beneficio anunciado en 2015. Así, el resultado de 2016, un beneficio de 151,6 millones de euros, ya incluye el impacto de esas amortizaciones por importe de 91,4 millones. Este año Mutua Madrileña aplicará las Normas Internacionales de Contabilidad (NIIF), las que emplean las empresas cotizadas, por lo que dicho impacto contable no volverá a producirse en los próximos años.

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña, ha explicado hoy viernes en la presentación de los resultados anuales, que la normativa contable que entró en vigor el pasado mes de diciembre "tiene el inconveniente para empresas en expansión como nosotros que debemos amortizar activos aunque no estén deteriorados, como es el caso de SegurCaixa Adeslas". Garralda ha indicado que en el ejercicio 2017 desaparecerán los 90 millones amortizados en 2016 y en 2015. 

El presidente de Mutua Madrileña ha avanzado resultados del primer trimestre de este año en el que las primas No Vida de la compañía han aumentado un 9,2%, y las de automóvil, un 5,4%.

Negocio inmobiliario

De los más de 7.000 millones de euros en los que Mutua Madrileña valora la totalidad de sus activos, 1.446millones de euros responden a la valoración de sus inmuebles (algunos de los mejores edificios de oficinas situados en el Paseo de la Castellana de Madrid). El grupo ha informado que por primera vez desde el inicio de la crisis económica, la tasación de sus activos inmobiliarios subió en 2016, un 5%. 

Ignacio Garralda ha comentado durante su intervención en la presentación de los resultados que han recibido ofertas por sus inmuebles, también por Torre Cristal, uno de cuatro rascacielos de Madrid, pero que ninguna oferta ha sido definitiva. "Ha habido algún tanteo, pero ninguna oferta vinculante", ha manifestado. Preguntado por si la compañía había valorado la posibilidad de integrar su patrimonio inmobiliario en una Socimi y salir a Bolsa, Garralda ha indicado que el grupo no requiere de esa estructura y que prefiere mantener su denominación actual, lo que facilita, ha dicho, las operaciones de venta y la independencia.

Expansión internacional

El pasado año Mutua Madrileña adquirió el 40% del grupo chileno BCI, aseguradora líder en No vida y en auto sen el país, y este año la compañía española valorará la posibilidad de crecer en Colombia, Perú, o en México, ya sea junto con Bci o sola.

"A la vuelta del verano deberíamos dar otra ronda a ver si somos capaces de hacer algo en Colombia, Perú y México, solos o de la mano de BCI Seguros", ha explicado Garralda. El presidente de Mutua Madrileña ha recordado que la compañía tiene la opción de aumentar su participación en BCI hasta el 60%.

En 2016 BCI Seguros ganó 37,8 millones de euros, de los que el 40% desde su adquisición en mayo (unos 10 millones) corresponden a Mutua Madrileña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba